El subastero. Aventuras y desventuras de un veterano de las subastas

aventuras-y-desventuras-de-un-veterano-de-las-subastas

Esta es la entrevista a uno de los subasteros más veteranos de España. Más de veinte años jugándose los cuartos en este difícil negocio que tantas alegrías nos ha proporcionado a todos.

Hace algunos años que este subastero interviene en mi blog de subastas judiciales de Rankia con el nick de Mfmelo y desde allí nos asombra a todos con sus increíbles pelotazos y sus mil anécdotas, en las que siempre ha destacado por su sinceridad, por su sencillez al explicarlas y por su predisposición incansable para responder una y otra vez a todas las dudas que se le plantean.

A continuación, la entrevista que le hice hace algunas semanas

Índice

1. ¿Cuál fue tu primer contacto con las subastas?

El primer contacto e información acerca de las subastas fue a través de un hermano mío, Francisco, 10 años mayor que yo, y ocurrió en el año 1.969, cuando en el pueblo en que nací y viví hasta los 13 años (La Campana), se presentó con una furgoneta MB100 nueva y preciosa, oliendo a recién pintada.

Luego resultó ser no tan nueva, así que paso a contar cómo ocurrió todo:

Antecedentes:

Mi padre había comprado una furgoneta nueva para los negocios que teníamos en el pueblo y que eran sembrar, recoger frutas y distribuir la cosecha en el mismo pueblo y también llevarla a Sevilla capital.

También cogíamos leña del campo y hacíamos carbón vegetal y cisco para los braseros. Además teníamos una tienda con frutería. Y en el local de al lado un churrería. Asimismo en el tiempo de las castañas, las tostábamos y vendíamos en la plaza del pueblo.

Y una larga ristra de negocios: aguador (vendíamos agua por las calles), cazador (mi padre era un furtivo bastante eficiente, para él, no para los animales).

Pues bien, como no tenía carné de conducir y mi hermano Francisco sí, pues él era el encargado de conducir la Ebro. A la semana de comprarla, con todos los esfuerzos y penurias imaginables, mi padre mandó a mi hermano a recoger frutas y verduras a un sitio llamado Huertas Nuevas en el término municipal de un pueblo cercano llamado Fuentes de Andalucía. Para ello se llevó a otro hermano mío, llamado Juan, un año menor que yo. Salieron a las cinco de la mañana para estar de vuelta a las ocho y media.  Pues a las doce del mediodía aún no habían regresado.

Entonces a las doce y media me vienen a llamar para que acuda a la plaza del pueblo diciendo que mi hermano Francisco me llama. Voy para allá y le pregunto que qué le pasa. “Que papá está que muerde“, me respondió mi hermano, y que como a mi es al único al que mi padre no pegaba pretendían que fuera yo quien le dijera que “el Juani” (mi hermano Juan) ha estrellado la furgoneta y arrancado al menos 3 olivos.

vehiculo-chocado-contra-un-olivoAsí que me voy a Sevilla y, efectivamente, la furgoneta nueva de una semana, estaba empotrada contra un olivo en medio del campo. Encima tenía que pagar los olivos arrancados. Mi hermano decía (y siempre ha mantenido) que él se había bajado para mear y que Juani con 11 años le había cogido la furgoneta. Todos sabíamos que era mentira, que él se la había dejado y Juani había perdido el control.

Un mes más tarde mi padre le mandó a decir que le perdonaba y que volviera para el pueblo, que la furgoneta estaba otra vez operativa.

Pero cuando volvió traía consigo la MB100 y cuando entró en el pueblo me mandó a llamar para que estuviera preparado con algunos amigos míos y le esperáramos en la esquina de la calle donde vivíamos. Cuando llegó a la esquina, resulto que la MB100 tenía estropeada la marcha atrás y para dar la vuelta a la esquina había que empujarla. Así que él le daba hacia adelante y yo con mis amigos a toda prisa le empujábamos hacia atrás y así hasta que conseguimos pasarla.

La dejó aparcada cerca de nuestra puerta, pero cogiendo una pendiente bastante pronunciada con objeto de dejarla caer para que arrancara, ya que tenía  estropeado el motor de arranque. Así que la furgoneta en cuestión,  era todo fachada.

Le pregunté que dónde la había comprado y me dijo que en una subasta en Sevilla, a una empresa llamada Sevillana de electricidad, junto con un motocarro y un dos caballos. Todo en un solo lote. El motocarro y el dos caballos los vendió sobre la marcha por lo que le había costado todo, así que la furgoneta le había salido gratis.

2. Vale, el subastero en aquella ocasión fue tu hermano, pero…¿Cuál fue tu primer contacto con las subastas?

completamente-arruinadoAquello con 12 años me dejó huella y luego no tuve nuevos contactos con las subastas hasta el año 1.992, cuando me arruiné y me empezaron a embargar los bienes que había ganado con todo el esfuerzo de 22 años de trabajo. Entonces decidí que cuando pasara el huracán financiero que tenía encima me iba a dedicar a las subastas, me haría subastero.

Desde el año 92 hasta el año 97 solo viví para pagar mis deudas y tratar de que no me saliera nada a subasta. Finalmente lo conseguí pero tuve que pagar muchísimo dinero. A Banesto y BBVA les debía en aquellos tiempos unos 75 millones de pesetas y a proveedores diversos otros 100 millones. Me reuní con todos ellos y les dije que todos iban a cobrar, incluso con intereses.

Y así fue, pero en vez de 175 millones de pesetas, cuando terminé de pagar en el año 97 acabé pagando 330 millones de pesetas.

Conservé todas mis propiedades y las de mi familia, que me habían avalado en los negocios, pero sólo viví para eso. A mis hijas pequeñas las veía cuando llegaba a casa alguna que otra vez y me perdí toda su niñez. A mi mujer le pasó lo mismo, ya que era la encargada de la fábrica y después la que tenía que llevar toda la casa mientras yo estaba por ahí buscándome la vida en otros negocios en el extranjero y exportando para España.

3. Como sabes, a este negocio de las subastas hay gente que llega con poco dinero y otros que llegan ya con dinero, ¿a cuál de los dos grupos perteneces?

Entré con algo de dinero, en cuanto pude.

Ya había pagado todas mis deudas, tanto a bancos como a proveedores y seguía ganando mucho dinero, pero ahora era para mí y mi familia. Mi mujer y hermanos me decían que ya estaba bien, que no me hacía falta más capital, que ya había cumplido y yo les decía que era cierto, pero le iba a echar otros dos años de sacrificio para comenzar con algo de capital en las subastas.

Finalmente pude reunir el dinero necesario para poder empezar comprando dos o tres viviendas.

4. Alguna vez has comentado que tuviste una niñez sencilla en un pueblo andaluz, pero… ¿cómo acabaste en Sevilla?

trabajo-duro-en-el-campoDe seis hermanos todos somos emprendedores y todos tenemos negocios y estamos acostumbrados a ellos desde pequeños.

Ya lo he dicho al comienzo de la entrevista, mis padres eran pobres de solemnidad y estaban viviendo en el campo, en cobertizos y chozajos de mala muerte, cuidando las tierras de otros. Pero mi padre era muy emprendedor y mi madre hasta su muerte muy trabajadora, así que en cuanto tuvieron la mínima oportunidad y de forma clandestina empezaron a criar pavos. El primer año criaron de esta forma unos 200 pavos y cuando los tenían y grandes mi padre se fue para el pueblo (La Campana) para venderlos y dar la entrada para una casa.

Pero en vez de eso volvió a la semana de nuevo al campo, habiéndose gastado todo el dinero de los pavos en borracheras e invitando a todo el que pasaba cerca de él.  Al año siguiente hicieron lo mismo, pero esta vez los pavos se los quedó el Señorito del cortijo y luego les echó, teniendo mis padres que darle las gracias por no haberles denunciado a la Benemérita.

Así que se fueron para el pueblo, con dos niños chicos, a vivir en una habitación que les dejó un familiar. Al año ya tenían cinco burros y empezaron a traer agua al pueblo en cántaros y a repartirla por las calles. A los dos años ya tenían diez burros y traían frutas, verduras, agua y lo que hiciera falta. A los tres años ya tenían comprada una casa y en ella montada una tienda y una frutería. Posteriormente alquilaron dos locales comerciales en el centro del pueblo y en uno montaron una churrería y en el otro un comercio con frutería..

Mi padre era un bebedor empedernido. Vamos, lo que se llama borracho a todas horas. En mi casa había que llamarle de usted, que era como a él le habían enseñado. Cuando pegaba a los niños era un bestia. Pegaba con lo que tenía a mano, cadenas, correas, piedras, palos. A mi hermana Pepi, la tuvo con 14 años amarrada a la pata de una cama una semana, sin comer ni beber. Pero cuando mi padre se ausentaba mi madre le daba de beber a escondidas. Cuando le quitó las cadenas y el candado y la dejó libre, Pepi se escapó a Sevilla capital a servir y mi padre tuvo que ir a buscarla. Pero esta vez no dio con ella.

A mí era al único de 6 hermanos al que no pegaba y es que cuando tenía dos meses de edad cogí el sarampión, que me atacó la vista y cuando al mes abrí los ojos, éstos no paraban de moverse lateralmente (resulta que tengo en la vista nistagmo cerebeloso horizontal). Mis padres fueron a Sevilla capital a ver a un especialista y éste les dijo que la enfermedad era incurable y muy peligrosa, por lo que no me podían pegar, ni podían ponerme castigos muy duros, ya que en uno de esos me podría morir. A partir de entonces no me volvió a tocar un pelo.

A los vecinos los tenía acojonados. Por lo más mínimo les sacaba la escopeta de caza y se liaba a tiros y nunca comprendí y hoy no comprendo, por qué no lo metieron en la cárcel. Aunque durmió en el calabozo del cuartelillo de la Benemérita más de una vez. Mi padre es para escribir un libro.

A mi madre le pegaba unas palizas impresionantes y si le denunciaba a la Guardia Civil le decían que era su esposa y que podía hacer lo que quisiera con ella. Casi todos los años nos teníamos que escapar, mi madre y 3 hermanos menores, a Sevilla, a un piso de un hermano de mi padre con el que se llevaba muy mal.

Desde entonces la familia se quedó en Sevilla.

5. ¿Y a qué te dedicabas antes de ser subastero? ¿Cuál era tu negocio?

un-hombre-hecho-a-si-mismoA los 13 años me vine para Sevilla con mi hermano Francisco, para gestionar una churrería de alquiler. El local estaba situado debajo de un bloque de pisos y los vecinos no hacían más que denunciarnos, por actividad molesta (humos) y peligrosa (gas), y estuvimos unas pocas veces a punto de que nos cerraran la actividad.

Cuando comenzamos, en enero del año 1.970, no teníamos ni dónde quedarnos a dormir, así que lo hacíamos encima de dos sacos de harina, que era lo que teníamos, pasando bastante frío.

Nuestro desayuno eran churros, el almuerzo lo pasábamos viendo como jugaban al billar, para matar el hambre y a las 6 de la tarde nos comíamos unos pimientos con huevos  fritos que por la mañana habíamos hecho en el perol de los churros. Para acostarnos nos tomábamos una caja de leche Ram, aquella que era una pirámide.

La churrería no dejaba, ni para pagar esa mierda de comida, la cual se repetía un día y otro también.  El extra lo teníamos cuando mi madre venía alguna que otra vez del pueblo y nos traía otra cosa.

Mi hermana Pepi, la segunda de mis hermanos, mayor que yo 8 años y que hoy vive en Sevilla capital con 4 catering de comidas caseras y un capital considerable, estaba en aquellos tiempos sirviendo (haciendo de sirvienta o chacha) en casas de gente pudiente de Sevilla y para dormir se quedaba en casa de una tía de mi padre. Un día, en el mes de febrero creo, mi tía nos invitó a comer. No nos lo podíamos creer, hasta nos cambiamos de ropa. Cuando nos puso el primer plato, aquello era impresionante, carne estofada con una salsa exquisita, etc. Mi hermana tuvo que bajar a la panadería para comprar más pan, nos comimos lo menos 4 bollos. Cuando acabamos de comer no nos podíamos ni mover y dice el hijo de la prima de mi padre que era bancario (Felipe se llamaba), el cual era “maricón”: “Mami ¿y ahora que le ponemos de comer a Chuchi?  estos dos se han comido su comida”. Chuchi era (creo que ya se habrá muerto el hijo de perra) un perro de raza dálmata, precioso, bien cuidado y con lo que acabo de contar mejor comido el cabrón. Desde aquel día ya no aceptamos más invitaciones de mi hermana Pepi para ir a comer a casa de la tita Mariquita y está se preguntaba que qué nos pasaba, que si estábamos enfadados con lo bien que se había portado con nosotros. Lo bueno que tuvo aquella comida es que estuvimos hartos lo menos una semana.

Como la cosa la teníamos tan mal, pues el ingenio ha de salir o te mueres de hambre. Así que empezamos a hacer ofertas de… si te llevas 3 ruedas, te regalamos 1, pero si te llevas 5 te regalamos 2 y si te llevas 10 te regalamos 5. La gente empezó a comprar y todos los días teníamos la churrería llena.

En la inmediaciones había bares que vendían cafés y desayunos y hablamos con los camareros que por cada rueda que vendieran les dábamos una comisión. Finalmente empezamos a montar más churrerías y nos juntamos con 6 churrerías abiertas al mismo tiempo.

Fueron pasando los años, yo trabajaba por las mañanas en esta churrería y porque me gustaba y podía, empecé a estudiar por las tardes y tiempo libre, pero con un curso sólo me aburría, así que cada año me apuntaba y sacaba adelante 3 cursos de diversa índole. Mis amigos eran incapaces de sacar uno solo de los que yo estudiaba y sin tener que trabajar como yo hacía, yo los aprobaba todos. Tengo un montón de títulos. Todos los estudios me han servido y ningún título me ha hecho falta, ya que en mi vida, excepto una vez y una semana, he trabajado para nadie, sólo para mí.

Y como una cosa lleva a la otra, con el tiempo compré locales comerciales, luego naves, monté una fábrica de patatas fritas y aperitivos, monté una envasadora de aceites y grasas, un distribuidor de papel y bolsas de plásticos de todos los tamaños, un distribuidor de envases de aluminio, un distribuidor de fábricas de harina, fabricante de pellets,  etc,etc.

hombre-de-negocios-de-exito

La fábrica llegó a tener, con los distribuidores 120 empleados. Pero aquello no era vida y cualquiera de mis empleados vivía mucho mejor que nosotros, así que aproveché unos incendios (el 3º en negocios míos y el 2º en aquella fábrica), me arruiné como ya dije antes, cerré la fábrica y seguí siendo distribuidor de todo lo demás.

Me fui a Ucrania y otros países del Este y empecé a traer productos de comercialización paralela y me puse las botas, ya que los supermercados se peleaban por ellos. Pero tuve que dejarlo porque cada día eran mayores las extorsiones y los pagos a los funcionarios extranjeros, hasta que un día me acribillaron a balazos un camión para robarnos.

Abrigos de pieles de Rusia, todo legal pagando aduanas. Whisky de comercialización paralela, vendiendo a mitad de precio del mercado nacional y ganando el 50%, etc. No se paraba, tenía demanda para traer a diario cien camiones y sólo era capaz de traer uno a la semana, pasar por aduanas, poner etiquetas.

Pero los importadores y distribuidores españoles, se empezaron a quejar a las empresas fabricantes y hubo problemas. Aún así seguí adelante y sólo lo dejé por no hacerme ya falta y por lo del camión ametrallado.

6. ¿Recuerdas lo primero que compraste en una subasta? ¿Fue una buena operación?

Lo primero fue un mercedes 250 en Algeciras a un buen precio. Pero lo podría haber comprado a un 5% de lo que lo hice, ya que no estaba preparado y el depositario que lo tenía (muy ducho en subastas), me pidió dinero y le dije que una mierda para él y me puso la subasta muy cara. Hoy hubiera actuado de otra forma.

Este depositario tenía en sus almacenes, coches de lujo de todo tipo:  Ferraris, Porsches, Jaguars, etc. y yo tendría que haberme llevado bien con él, pero era demasiado intransigente (la juventud…).

Finalmente estos almacenes salieron ardiendo y se quemaron todos los vehículos.

Y una cosa. Ya es sabida la mala fama que tenemos en España los subasteros. Cuando yo comenzaba en este negocio, mi familia y amigos me preguntaban constantemente cómo era que el resto de subasteros me habían aceptado y yo siempre les respondía que no tenían que aceptarme, que yo asistía a las mismas subastas y competía contra ellos.

Y que el resto de subasteros no tenía nada que decir al respecto.

7. ¿A ti los subasteros sevillanos te pusieron algún problema?

la-feroz-competencia-del-resto-de-subasterosZancadillas a miles.

Y me ponían las piezas por las nubes.

Había un montón de personas y sólo pujaba una y yo.

En una de estas, estaba una subastera abogada llamada Marisa,  aun ejerciendo al día de hoy, pero ya no de subastera sino de abogada. Había otros veinte subasteros en la sala pero solo pujaba ella y pujaba yo, pujaba ella y pujaba yo y así hasta no sé cuántas veces. Finalmente, como había pujado Marisa y nadie hablaba, la secretaria me pregunta ¿oiga, sube o no sube? y yo contesté, y estos subasteros que están siempre en todas las subastas  ¿por qué no suben? acabamos de venir de otra y sólo ha hablado Rubén y aquí está, todos consignados y sólo hablamos esta y yo (que inocente era en aquellos tiempos).

Así un día y otro y otro. Iba a Málaga y era peor, a aquella gente les sobraba el dinero.

Iba a Cádiz e igual, a Huelva e igual. Era imposible comprar.

Los precios más caros que en la calle y yo no comprendía cómo podía ser.

Llegué una vez a Torremolinos y en una sala de vistas había unos cien licitadores. Pero uno en especial que parecía el rico, es el que me subía siempre. Y aquel día me dije, hasta aquí hemos llegado, este piso es para mí, si o si. Lo compré caro, pero luego le saqué bastante dinero ya que empezó la burbuja y aquello era el no parar.

Luego fueron unos detrás de otro. Si querían hacerme zancadillas, sabían todos que era para nada, que yo terminaba ciego, pero ellos tuertos.

Una vez, al principio, salieron a subasta unas fincas bastante guapas que se habían recalificado recientemente sin que se enteraran los otros subasteros. Yo y un empleado mío nos fuimos a ver todos estos terrenos y si comprabamos en lo que estaba previsto era multiplicar la inversión por 10.000, así que si comprabamos en 60.000 €, las ganancias eran para jubilarte tú y toda tu familia.

A la subasta sólo acudimos otro subastero (Santiago M.) que se que va a leer esto,  éste sin haber consignado, una prima del demandado que perdía todas las tierras, su abogado y procurador y yo, que había consignado para todas y cada una de las fincas subastadas y con intención de comprarlas.

Esta mujer y su madre empezaron a llorar en el juzgado, diciendo que eran tierras de su familia de muchas generaciones y que el mala cabeza de su primo (el cual tenía grandes almacenes de distribución y recepción de frutas) había dilapidado y puesto en riesgo todo. Venga llorar las dos y yo les decía, oiga a mí que me importa, yo quiero comprar esos terrenos y vengo consignado y además tengo dinero y mis padres y antepasados no tenían tierras y tenían que alquilarlas, cosa que los suyos si las tenían.

Santiago M. (que no iba consignado) metiendo baza para que les dejara las tierras y que no pujara, ofreciéndome cantidades de dinero elevadas y yo en mis trece, que no, que quiero comprar y soy el único que puedo hacerlo.

La subasta, parada esperando a ver  si llegábamos a un acuerdo.

Al final, no sé por qué, cedí y al cabo de un año las tierras que tanto apreciaban y de las que decían que jamás iban a ser de nadie, sólo de su familia, fueron vendidas y a los dos años urbanizadas y construidas de casas y chalés adosados.

Un pelotazo en toda regla con tanto lloro y tanta mierda.

Así que a partir de entonces dije, el que me venga a llorar le pego una hostia para que llore de verdad.

¡Que hijas de puta las tías aquellas!

8. Yo opino (habla Tristán) que el subastero tal y como se le conocía hasta ahora ha muerto junto con las subastas presenciales y que la implantación  de las subastas telemáticas ha supuesto su sustitución por postores menos profesionalizados.  Pero, respecto a los subasteros de antes, dame una opinión sobre los subasteros tal como tú los has conocido.

En general unos buscavidas, unos fenómenos, unos, hoy por ti, mañana por mí, la mayoría de las veces unos caras.

Si hubieran estado en la novela picaresca hubieran sido protagonistas principales al igual que Rinconete y Cortadillo. Triquiñuelas miles, saber ganar dinero como unos ilustrados.

He visto de todo, hasta los bancos recurrir a ciertos subasteros para que les asesoraran, etc,

Pero aún es muy pronto para contar ciertas aventuras, que para el común del público son increíbles.

El 90% de los subasteros, gente de palabra.

9. ¿Cuál es la inversión en subastas que te ha dado más rentabilidad o te haya dado más satisfacción?

exitoso-hombre-de-negociosYa lo he comentado en varias ocasiones. De las que más satisfacción me ha dado ha sido la compra y venta de un monasterio de los cartujos. Hubo que pelear mucho para conseguir que no se lo quedará al final un tercero presentado por el demandado para que ofreciera un poco más que yo.

Me hubiera gustado quedármelo y no venderlo, pero tengo ya muchas propiedades que me he quedado por ser piezas únicas.

Este monasterio, tenía unas 40 habitaciones con dos dormitorios y un cuarto de baño para cada habitación, un patio central impresionante, todo tipo de árboles frutales, dos salones de reuniones, dos cocinas que ya las quisieran muchos hoteles.

La gente se iba por las inmediaciones para buscar monedas antiguas y la Guardia Civil les perseguía.

He comprado muchas propiedades a las que he ganado el 1.000 %, pero también otras que me he tenido que quedar por haber pagado más de lo que hoy valen, ya que las compré en plena burbuja y hoy no me las compran ni al 50% de lo pagado.

Otro ejemplo, el año pasado vendí un piso de lujo con unas ganancias bestiales. También me había costado mucho quedarme con él porque la parte demandada no quería pagar su deuda pero tampoco que nos lo quedáramos, de manera que puso artimañas legales a tutiplén. Al final para nada.

10. ¿Y cuál es la subasta que te ha causado más pérdidas económicas?

subasta-de-vehiculosLos coches en general.

Bienes muebles y objetos de lujo, que al final no resultaron ser tan de lujo.

Muchos coches los he tenido que regalar y otros tirarlos directamente a la basura o al desguace.

Soy un adicto a las máquinas de cualquier tipo (de trabajo y para trabajar), pero las compro más por corazón que por inversión porque el beneficio es mierda en la mayoría de los casos. He comprado y vendido de todo tipo, tonelaje, color y marca.

La que más perdidas económicas me ha causado aún la tengo.

Compre un solar a muy buen precio. El ayuntamiento de Dos Hermanas me había confimado que efectivamente aquél era el solar que salía a subasta. Luego vendí el solar multiplicando por mil lo invertido.

Posteriormente el que me lo compró hace sus proyectos y, cuando va a empezar a construir, aparece una prima de la dueña y monta el pollo. Quieren que les devuelva el dinero y yo digo que eso no puede ser porque hay impuestos pagados y que la retroventa, sólo la puede llevar a cabo un juzgado.

Entonces me ponen una demanda sabiendo y conociendo ya el lugar exacto donde se encuentra nuestro solar adquirido, porque a los compradores si les enseñaron los planos que nosotros no pudimos ver.

Resulta que el solar estaba totalmente construido y por eso no lo localizamos.

Perdí el juicio y su señoría me hizo devolver todo el dinero, condenado en costas y gastando un 50% más del precio al que en realidad habíamos vendido. Menos mal que al menos había comprado a un precio de ganga, ganga.

Mis abogados diciéndome que recurriéramos, pero el del negociado del juzgado, un gran amigo mío, me dijo que ni de coña, que iba a perder seguro.

11. ¿Y cuál es la subasta con la que más has penado, en la que más te haya puteado el demandado o el juzgado?

La que más con diferencia en el juzgado de primera instancia nº 4 de Sevilla, con un secretario judicial que se llamaba [nombre censurado] y que ojalá se encuentre ya en presencia del Hacedor.

Salió ese día una subasta con un montón de lotes, pisos, garajes, locales y había muchos licitadores, pero yo entonces estaba bien de capital y me adjudiqué el primer lote. Así que dije, pues me los voy a adjudicar todos y así el inútil del secretario me los aprueba más rápido.  En todos los lotes ofrecí más del 70 %. Esto sería el año 2.004.  A la semana el secretario me aprueba el remate de todas las fincas y me dije, pelotazo, esto va como un bólido.

Y luego hasta 4 años después no me volvió a aprobar nada más.

jurista-inutil-y-nefasto

El dinero depositado, las fincas abandonadas.

Un desastre.

Ya hace varios años que no está como secretario este inútil, nefasto gestor de lo público,sinvergüenza y canalla.

El tipo éste nos conocía a los subasteros por nuestros nombres y apellidos y cuando había alguna subasta salía a la puerta del juzgado y buscaba licitadores y si nos veía por allí, lo que era habitual, ya que todas las mañanas yo estaba en los juzgados, nos llamaba y explicaba contaba lo que salía para convencernos de participar. Hijo de puta apruébame lo mío y deja de hacer el mierda, que es lo que eres. Esto no se lo dije pero me hubiera gustado.

También he pasado mucho con las devoluciones de las consignas. Estas eran entonces del 30% del tipo de subasta y los secretarios habían malinterpretado que no se debían devolver sobre la marcha, de forma que he llegado a tener consignas retenidas hasta 6 meses.

Un desastre, que les deseo de alguna forma tengan estos servidores públicos en algún negocio futuro, para ellos, sus hijos y sus nietos.

12. ¿Y cuántas subastas tienes actualmente enganchadas en los trámites judiciales en espera de la documentación y la posesión?

En juzgados por un motivo u otro tengo unas veinte, más o menos.

Y en trámite de aprobación tengo unas quince.

13. Y en la actualidad, ¿hay alguna subasta en la que estés siendo puteado por el demandado o por el juzgado? Y no me refiero solo a simples retrasos, sino a putearte de verdad, como solo ellos saben hacer.

De esas tengo tantas que no sé por dónde empezar y te voy a reproducir una llamada que hice a 8 juzgados y que publiqué en Tristán el subastero en Rankia, para que te hagas una idea:

Hoy he llamado a 8 juzgados para preguntar por lo mío, les doy gracias a los 8, por su amabilidad y que me hayan querido atender, ya que por ley, según dicen no tienen por qué hacerlo.
Me han respondido lo siguiente:

Juzgado 1.- Lo mío del mes de enero, por favor, ¿cómo va?.

Respuesta: se lo pasé el otro día a la LAJ para resolver, cuando lo haya hecho os envío la notificación por correo electrónico, como otras veces(bien algo que vamos mejorando entre todos, gracias). Es que la parte actora ha pedido quedarse la pieza dando 600 € más que yo, a lo que me he opuesto diciendo que al ser vivienda habitual tiene que dar cantidad superior al 70%, que de cubrir toda la reclamación ya lo había hecho yo y con sobrante y no procede hacer una nueva puja por parte de la actora, la cual tuvo su oportunidad de mejora de mi postura en el transcurso de la subasta y no lo hizo.

Juzgado2.- Buenos días ¿qué hay de lo mío?.

Respuesta: el administrador concursal ha presentado nulidad de actuaciones por estar la empresa propietaria en concurso y no se ha resuelto aún. Yo: pero eso ya se había resuelto por su señoría diciendo que la vivienda no pertenecía a la actividad principal de la empresa y por tanto no procedía incorporarlo a la masa, siendo además la ejecución de una hipoteca y estando pedida la certificación con años de antelación al concurso de acreedores. Funcionario: ¿¿¿???

Juzgado 3.- Buenos días ¿qué hay de lo mío de fecha mes de marzo?.

Respuesta: pendiente de decreto de adjudicación, notificamos en mes de mayo si querían hacer mejora y no han contestado. Yo: pues mucho se tarda en hacer decreto ¿no?. Funcionario: ¿¿¿???.

juzgado 4.- Buenos días, ¿qué hay de lo mío?.

Respuesta: hemos mandado documentación por correo ordinario. Yo: gracias, pero aporté mis correos electrónicos, diciendo que los admitía siempre. Funcionario: ¿¿¿???.

juzgado 5.- Buenos días, ¿que hay de lo mío? la última noticia que tengo es que  se estaba a la espera de emisión de decreto.

Funcionario: han presentado una tercería de dominio y se ha de resolver.

Yo: son 8 meses, por Dios, ¿ahora con esas?.

Funcionario:¿¿¿???.

Juzgado 6.- Buenos días, ¿qué hay de lo mío?.

Respuesta: el deudor, pobre, ha fallecido y se ha presentado un hijo diciendo que no se le había notificado a él nada y que se opone a todo. Yo: bueno pero era un hipotecario y la esposa y madre del niño estaba enterada de la ejecución y no se opuso y el esposo en su momento tampoco (cuando estaba vivo). Funcionario: hasta que no se sepa como va a ir lo de la herencia no se puede aprobar nada. Yo:¿¿¿???.

Juzgados 7.- Buenos días, ¿qué hay de lo mío?. Respuesta: en el mes de septiembre hemos mandado notificación para mejora de postura, la 1ª vez fue negativa. Yo: son 7 meses, por Dios. Funcionario:¿¿¿???.
Audiencia 8.- ring, ring, ring…………………..ring, ring…….. Yo:¿¿¿???

excusas

14. Cuál es tu forma de invertir, ¿compras para especular, es decir para revender inmediatamente o, por el contrario, compras para rentabilizar mediante el alquiler?

Mi objetivo y lo que me gusta es comprar, arreglar y vender ganando lo más posible a lo comprado o invertido.

Yo soy especulador de corazón: comprar barato y vender lo más caro posible y si perjudico a alguien en el camino, pues que……… lo siento, es lo que hay, en otros tiempos me tocó a mí y me aguanté.

15. ¿Cuántas propiedades tienes actualmente alquiladas?

Más de las que quisiera y sólo las que no tengo más remedio, por tener que esperar hasta que se recupere el mercado.

Otros alquileres son de locales comerciales y otros de oficinas, bien alquilados y a muy largo plazo, estos no suelen dar ningún tipo de problemas.

16. ¿Qué opinas de las subastas electrónicas?

Es muy pronto aún para decirlo con rotundidad, llevamos muy poco tiempo.

Para mí, hasta ahora son una bendición. Todo es bueno. El portal es excelente en todo, pero cuando entran en el circuito de los juzgados todo se estropea y es peor que antes y antes ya era malo.

Los juzgados españoles son un desastre.

No están preparados para tramitar tanta demanda y terminar los expedientes en un tiempo subastas-electronicasprudencial y eso para un inversor, que es en definitiva lo que somos los subasteros, es desastroso, ya que no sabes cuánto tiempo tardarán en resolver tu adjudicación, tanto en forma negativa como positiva y mientras tanto tienes que tener el dinero parado. Además del que ya tienes retenido como consigna.

Teniendo además que tener previsto las cantidades para ITP, AJD, gastos y otros imprevistos.

Si fuera sólo una finca o dos, pues es muy fácil, pero cuando empiezas a mover una cantidad importante de inmuebles has de tener previsto todo si no quieres verte con el culo al aire.

17. ¿Cómo ves el negocio de las subastas en la actualidad?

Para mí, cuando en una subasta había otro postor, ya era una multitud.

Si no aparecía la parte actora era el triunfo total.

Si en las subastas de inmuebles tenemos muchísimas oportunidades, en las de bienes muebles (maquinaria, coches, joyas, etc.) no hay ganancias para nadie, tampoco para el que compra, que la mayoría de las  veces ha ofrecido más del valor de tasación.

Es decir saben más que el propio perito que ha tasado el bien y por ello pagan más del precio asignado.

Así que lo que queda es invertir inmuebles, de los que hay para dar y regalar.

Los precios son muy buenos, las ganancias prometedoras, sale de todo y para todo lo que sale no hay dinero suficiente en todos los subasteros españoles y extranjeros, así que el negocio vivirá tiempos muy buenos teniendo en cuenta lo dicho.

El problema lo tenemos en los actores principales de este negocio, los juzgados, que están saturados de trabajo y de leyes nefastas para todos incluidos los deudores o demandados.

Estas leyes tan garantistas, parece que ayudan a los pobres demandados, pero en realidad no es así, ya que el 90% de lo subastado se lo quedan los acreedores, por no haber licitadores en las mismas, con lo que perjudican seriamente al deudor.

mi-territorio-son-las-subastas

18. ¿Crees que este negocio está acabado, como dicen algunos de los subasteros de antes?

negocio-inmobiliarioNo, no y no.

Lo que hay es que adaptarse y esperar que los juzgados se adapten también.

De momento a los procuradores les han dado más poderes de los que tenían antes; ahora los abogados pueden presentar sus escritos a través de internet (lexnet) y creo que con el tiempo será un buen negocio, al menos para mí lo está siendo ahora.

Pero es que a mi me gusta el trabajo y sufrir y si no es así pues no estoy satisfecho.

19. Si tuvieras que empezar de nuevo desde cero, ¿volverías a dedicarte a esta forma de inversión? ¿Volverías al negocio de las subastas?

Si.

20. Vale, eso tú pero…  ¿se lo recomendarías a un nieto como forma de ganarse la vida?  Ojo, que no me refiero a que tú le des el dinero necesario para comenzar, sino si tú le recomendarías que metiera aquí sus ahorros y se hiciera subastero.

Por supuesto que sí, es más ya tienen invertido bastante dinero en ellas, esperando a que sean mayores y continúen, el capital es de ellos, de dineros que se les ha ido dando poco a poco.

Para comenzar, jamás meter todo el dinero en una única inversión, por muy poco que se tenga. Desde el primer momento hay que diversificar la inversión y el riesgo.

Se puede empezar por poco dinero, por ejemplo 10.000 €, pero jamás meter ese dinero en una única compra, aunque parezca el chollo del siglo.

Además de guardar siempre para imprevistos, que en este negocio son muy frecuentes y abundantes.

final-de-la-entrevista-al-subastero

Y aquí finaliza esta entrevista a uno de los subasteros más veteranos de España.

Y si no es el más veterano, seguro que es quien más anécdotas subasteras atesora.

La entrevista ha sido larga y sus respuestas, una novela cada una, pero no me digáis que no habéis disfrutado de su lectura. Si habéis llegado hasta aquí es porque así ha sido.

Pues entonces sed generosos y demostradle vuestra simpatía difundiendo la entrevista en vuestras redes sociales pinchando en los iconos de ahí abajo.

Flechas-rojas

The following two tabs change content below.

Hola, soy Tristán, subastero profesional desde otoño de 1991 y bloguero sobre el negocio de las subastas desde enero de 2009. Además de otras cosas mucho más importantes, como navegante, escalador y poeta.

36 comentarios en “El subastero. Aventuras y desventuras de un veterano de las subastas

  1. tonigs

    Genial entrevista y geniales los dos.

    Yo llevo mucho menos que mfmelo pero la verdad es que también estoy sufriendo y bastante la paciencia con la que se toman las cosas en los juzgados.

    Por contra, como la primera vez que participe en una subasta me dieron en todo el hocico por desinformado (en esa ocasión iba con un subastero “profesional”), yo ante la duda siempre pongo a Jotaerre de por medio para que se pelee él por mi, que tiene más y mejores armas que yo.

  2. Lo que más lamento es haber tenido que reducir la longitud de algunas de las respuestas de mfmelo, aunque solo lo he hecho con las relacionadas con su mocedad y no a las de su periodo subastero. El motivo es que el post se me había ido casi hasta las novecientas palabras y que yo sepa las entrevistas tan extensas nunca consiguen el Premio Pulitzer, que es lo que yo persigo.

    1. tonigs

      La próxima vez podrías colgar el audio, así los perezosos que no les apetezca leer todo se lo puedan descargar. Por mi parte, me hubiese leído el doble, ya que escribes de manera muy amena.

      Jotaerre no llores, que te gusta lo de ser saco de boxeo (aunque recibes por ambos lados que es lo jodido)

  3. mfmelo

    Tristán otras veces te digo que eres un crack, un fenómeno, hoy te digo que eres un genio de la comunicación, del dibujo y decoración de la escena de las historias contadas.
    Lo del vehículo tirado en el olivar es increible. Sin embaro los forzudos que pones no me hacen favor, yo estoy mucho más cuadrado que todos juntos.

    El resumen que has hecho es extraordinario y es que yo empiezo a contar y soy peor que Don Miguel de Cervantes, sólo echo de menos la anecdota de mi tia Mariquita cuando nos invitó a comer y es que de esaa historia ya no me acordaba y la recordé cuando estaba haciendo la entrevista y para mi es extraordinaria.

    Gracias por todo y por publicar parte de mi historia, que en definitiva es la de muchos españoles de aquellos años de penuria y al mismo tiempo de alegrías, ya que no conocíamos otra cosa.

  4. Fernando

    Muy buena entrevista!! sin duda el mundo de la subastas se ve apasionante y con multitud de aventuras, me gustaria empezar pronto en las subastas con un dinero que tengo metido en la bolsa, asi que esperare a febrero para comprar el curso porque no tengo mucha idea. Gracias por tu historia mfmelo!!

  5. alopezcalle

    El Sr. Mfmelo es la salsa de este blog, muchas veces el magro lo ponen otros, pero la mejores anécdotas y las aventuras mas increíbles siempre tienen un nombre. Espero que pueda seguir mucho tiempo amenizándonos las lecturas.

  6. auxino

    Genio y figura
    lo mas excepcional es que despues de lo bien y mal que lo has pasado , seas uno de los habituales mas generoso y sincero (yo lo creo asi) en enseñar y no guardarte casi nada
    Gracias a ti y a Tristan

  7. Dani

    Me parece una entrevista magnígfica, tanto Tristán como mfmelo (del cual soy tocayo pues también resido en Sevilla) son dos cracks. Mi intención es iniciarme en el mundo de las subastas, como inversión y futura dedicación exclusiva, y aunque el lado malo de las eternas esperas de los juzgados inicialmente retrae a la hora de invertir, siempre he tenido presente eld icho de que nadie da duros a pesetas y es por ello que si todo fuese tan fácil todo el mundo se haría subastero. Toda inversión requiere un esfuerzo y creo que en el artículo ésto se deja claro, que no es todo coser y canta,r y que habrá baches en el camino, incluso socavones, pero que con constancia y esfuerzo todo se supera y se puede lograr las metas que se persiguen. Yo espero que, con el curso que impartirá Tristán y los consejos que he estado leyendo en este blog y el la de rankia, pueda iniciar una carrera larga y fructuosa en este mundo. Por cierto, ¿que capital considerais adecuado para iniciarse en las subastas?

    1. Si empiezas directamente con las viviendas, yo creo que desde 20.000 euros puedes empezar a comprar cosillas. Ahora que si tienes los conceptos claros y sabes por dónde andas, en tal caso puedes empezar directamente con la caza mayor.

      1. Dani

        Pues espero que con lo que voy leyendo y aprendiendo de estos blogs y con tú curso, en el cual espero matricularme…pueda empezar sino con caza mayor al menos en un escalón inferiror.

  8. cristiantiti

    Me ha encantado la entrevista Tristán. Lo de mfmelo una historia de superación y encima divertida que mas se puede pedir. 🙂
    Me queda la curiosidad por que había tantos subasteros y solo pujaba uno? Y por que al principio no se suelen conseguir los bienes? Quizás uno se piensa al principio que puede comprar a precio mas barato del que realmente se puede conseguir?

    Salu2 y mi enhorabuena a los dos.

    1. Antes las cosas eran diferentes, cristiantiti, pero ahora todo eso ha quedado atrás. Las subastas electrónicas y el anonimato que llevan implícito han abierto las puertas de par en par y actualmente todo el mundo puede acceder con facilidad. Y darse la leche también anónimamente.

  9. Pepe

    Tremenda biografía. Para reir, llorar, reflexionar y aprender. Inteligencia, fortaleza y humor. Admirable.
    Gracias a ambos por participarlo.

  10. Víctor

    Esto me demuestra algo que ya pensaba. Para dedicarse a la subasta judicial hay que estar hecho de una pasta especial. Hay que tener un punto hijoputa, tener claro q no somos hermanitas de la caridad y que venimos a “aprovecharnos” de la mala fortuna (o cabeza) de algunos. Dicho esto, contrariamente a lo que se piensa, seria preferible a los deudores q la ley favoreciera la proliferación de subasteros. Mas demanda, mejor precio, y no lo u ocurre ahora, todo al acreedor por dos duros. Buena entrevista, Tristán.

      1. mfmelo

        Tristán, estaba leyendo tu comentario: Así, ya que le quitan la casa……… y no sé porque seguí leyendo.. “que se joda” en vez de que sea al m………
        ¡¡Qué deformación profesiónal!!, es de siquiatra.
        Saludos.

        1. Quizás es eso lo que pensé, en realidad, pero la dictadura de lo políticamente correcto me impidió escribirlo. Y si el mero hecho de pensarlo dejó un rastro extrasensorial, aquellos cuya afinidad con las subastas es más fuerte, lo notan enseguida.

          O algo así.

  11. Inversora

    Genial la entrevista, el entrevistador y el entrevistado a seguir así cracks 😉
    Un abrazo y mucho éxito para todos

  12. Mozuelo_subastero

    Buenas tardes!

    Estoy a punto de meterme de cabeza en una subasta, y me surge una duda importante.
    Si me adjudico un piso, tengo que pagar algún impuesto estilo IVA o ITP?

    Mil gracias! Y saludos!

  13. capucha

    Muchas gracias Tristán por la genial entrevista y esta vez no es por ponerte celoso y bajar el alto ego que tanto te echa en cara tu mujer, pero he de decir que mmfelo es el superclase…

    1. mfmelo

      Capucha siento decirte que no estoy de acuerdo contigo, para mí Tristán es un fuera de serie con el que es imposible competir en genialidad y aptitudes innatas para la comunicación y las subastas y todo lo relacionado con ellas y lo digo sinceramente.
      Ayer estuve volviendo a leer el tema titulado: ” Impuestos compra vivienda en todas las comunidades” publicado en este blog y he de decir que para conseguir y compilar tanta y buena información y aportarla a los demás, ahora que podemos comprar mejor en toda España, hay que ser un crack como Tristán. He de decir que lo he copiado entero y guardado, ya que tener disponible en un solo tema todos los impuestos que se pagan en los diferentes territorios de España no lo aporta ni el ministerio de hacienda.
      Lo mío es, al igual que a otros muchos seres humanos, toparte con una situación en tu vida y afrontarla como mejor puedes y unas veces lo haces mejor y otras muy mal, pero has de seguir adelante.

      De todas formas muchas gracias en lo que a mi respecta, pero te doy mi palabra que para mi Tristán en un baremo del 1 al 10 está en el 9,5 y yo, sinceramente estoy en el 5.

      Saludos.

  14. mfmelo

    Me vuelvo a remitir a lo dicho.

    Respecto a mi estatura te diré que era lo úlitmo que se daba: 1,67 ctros. más bajo no se admitía. Ahora la edad me ha hecho estragos y aún mido menos y a eso si que no hay “derecho” con la población joven que tenemos, de una media 1,75.
    Cuando he ido a algunas concentraciones de gente, por las circunstancias que sean, me he avergonzado, que tío más bajito.
    Cuando tenía de 16 a 23 años, siempre por la razón que sea, me juntaba con amigos que medían desde 1,85 hasta 1,98 centímetroes. Salíamos en pandilla, de 4 o 5 chavales y todos eran de esas estaturas. Una año en la Semana Santa de Sevilla, nos fuímos a ver los pasos y en la madrugá, en la zona de La Campana (centro de Sevilla) como mis amigos eran tan altos y yo no veía nada, me cogieron a hombros y se creó detrás nuestra un cerco sin gente de al menos 3 metros y la gente protestando de los tres gigantes. Cuando me soltaron y pusieron en el suelo, empezaron a decir: los otros dos que se bajen también con el enano.
    Había uno que aún medía menos que yo, 1.55 metros y me gustaba que viniera con nosotros para no ser siempre el más bajito. A veces de broma nos poníamos y hacíamos la escalera, situación muy parecido a los hermanos Dalton de Lucki Luke. Cosas de jóvenes.
    Saludos.

  15. Roman

    Hay algo que no entiendo.

    En esta entrevista se habla de que “se puede empezar con 10.000€” y que preferiblemente no sea todo en el mismo inmueble. En los comentarios le dices a otro lector que con 20.000€ ya se pueden encontrar pisos.

    A esto le sumo el webinar de ayer, donde primero dijiste que “si el 70% de la tasación entra dentro de tus expectativas de rentabilidad por alquiler de más de 15% anual, vas con el 70% para adjudicartelo directamente” y posteriormente indicaste que en una ocasión te adjudicaste un bien por un 15% del valor de tasación.

    Nad de esto se ajusta a mi experiencia (como ojeador únicamente, claro), y por tanto esto es lo que no entiendo:
    – En primer lugar, se supone que las pujas por debajo del 50% pueden no admitirlas (y por lo leído hasta ahora, me parecía sobreentender que no se admitían prácticamente nunca). De hecho he visto pujas donde la puja mínima ya venía fijada en el 50% de la tasación. Entonces, ¿sí es habitual que se admitan pujas por debajo del 50%? ¿Cómo es que el acreedor no decide mejorar tu puja de solo un 15%, dado que tiene derecho a hacerlo siempre que pujes menos del 70%? ¿No es absurdo que el acreedor te deje llevarte el chollo teniendo la última palabra?
    – En segundo lugar, ojeando un poco por Madrid y especialmente por Asturias, no veo viviendas cuya tasación baje de 100.000€ salvo que me vaya a pueblos remotos de Asturias. ¿Cómo es posible que estéis hablando de viviendas de 20.000€, o de tener varios inmuebles por 10.000€? ¿Hablamos de plazas de garaje y de ahí los precios? ¿Es precisamente esto la prueba de que efectivamente se puede sacar una vivienda por el 15% en la puja? ¿O simplemente no he encontrado aun ningún chollo y por lo tanto me estoy fijando en las subastas caras en las que no hay interés en participar (y de ahí que finalicen sin puja)?

    1. Se puede empezar con 10.000 euros o incluso con menos si te limitas a comprar trasteros, plazas de garaje o coches, pero si lo que buscas son pisos tendrás que rascarte el bolsillo y poner en juego al menos 20.000 euros, aunque en muchos sitios de España seguramente puedas comprar por menos. El pasado verano yo compré en el norte de España el 91% de un chalet de más de 200 m2 en una parcela de 500 m2 por 7.000 euros. Te lo creerás o no, pero eso es lo de menos para mi.

      No es cierto que ayer dijera que en una ocasión me he adjudicado una subasta por el 15% porque lo cierto es que eso lo he hecho un montón de veces. Pero si le echas un ojo al video del webinar (que pienso colgar hoy mismo) verás que lo vinculé a demandados muertos o desaparecidos o en paradero desconocido. De lo contrario, si el 70% del tipo de subasta cuadra con mis cifras, me voy directamente al 70%. Y si el 70% se me queda caro, entonces no asisto a la subasta y me voy a escalar, que es lo que me gusta.

      En cuanto a encontrar subastas que te puedas adjudicar por poco dinero, tienes que dejar de buscar las propiedades que te gustan y empezar a buscar simplemente propiedades baratas. No existen las propiedades malas. Existen propiedades que la gente puede pagar y, por lo tanto, comprar y propiedades que la gente no puede pagar y que, por lo tanto, se quedan sin vender.

      1. Roman

        No es una cuestión de desconfianza: simplemente trato de ver qué estoy haciendo mal para no ver lo mismo. Más o menos me queda claro que esos bajos importes son con 70% sobre garajes y trasteros, ok, y que luego existen esos casos especiales que mencionas sobre muertes y paradero desconocido.

        Lo que no entiendo es qué más da que el deudor esté muerto o desaparecido: si yo tengo un chalet como el que mencionas y una deuda hipotecaria sobre el mismo (la que sea), ¿qué diferencia hay a efectos de puja que yo la haya diñado? El banco querrá seguir cobrando la deuda hipotearia, y teniendo como tiene derecho a subir tu puja cuando esta no supere el 70% de tasación, ¿por qué coño no lo hace?

        Dicho de otra forma: si yo soy el banco, ¿por qué iba a dejar yo que tú te adueñases del 91% de ese chalet por 7000 euros? Aun estando podrido de ladrillos invendibles, el banco sale ganando si adquiere ese chalet.

        Y por otro lado, aunque al banco no le conviniera (por el motivo que fuera), ¿no se supone que ante pujas tan bajas es el juez quien oye a las partes y decide si aceptar esa puja si dadas las circunstancias es te interés de todas las partes? ¿Cómo es que decide que las partes son beneficiadas por llegar un tercero y poner 7000 euros de nada encima de la mesa? No lo entiendo

        1. Lo primero es que si con lo que has ofrecido ya le da para cobrar su deuda el banco NO puede mejorar tu postura.

          Pero… ¿y para qué podría querer el banco pujar más si con lo que tú has ofrecido ya tiene suficiente para cobrar su deuda? ¿cargarse de más ladrillos porque los que tiene no le parecen suficiente? Ni de coña. Lo último que ahora quieren los bancos es comprar casas.

          Las subastas se celebran para que el acreedor pueda cobrar su deuda. No hay más. Si con lo que yo ofrezco se consigue ese objetivo… ya está, no hay más.

        2. mfmelo

          Lo que dice Tristán es cierto, pero Tristán comprá poco a precio de derribo, yo si compro mucho a precio de derribo nuclear.

          Hay mecánicos, por ejemplo, que ven pasar un coche y dicen ese me lo trae la semana que viene, le está fallando el rodamiento de…… y otros mecánicos no se enteran y se pegan todo el día con el coche y es porque el primer mecánico lleva 50 años de profesión y el segundo lleva 1 año.

          Hay ciertos datos y conocimientos que no te los puede dar la ley y el estudio sistemático, sólo te lo dará la experiencia.

          Por último yo compro mucho al 5-10-30% y es raro al contrario que Tristán el comprar en el 70%, es otra estrategia y forma de llevar el negocio de las subastas.

          Tristán hace un curso por el que cobra de 1.500 a 3.000 €, yo si quiere alguien imparto uno para dos alumnos por 30.000 € cada alumno y te diré que Tristán es un crack comparado conmigo, pero yo sé nichos de compras en subastas que valen ese precio su conocimiento.

          Saludos.

          1. Exacto, mfmelo. Mucha gente se está quejando del precio de las subastas pero eso es porque solo se fijan en la subastas de bienes pijos en sitios excelentes. La mayoría no querría ni ver las cosas que nosotros estamos comprando ultimamente. Pero esto siempre ha sido así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *