Los subasteros, ¿son necesarios en las subastas judiciales?

Subasteros y subastas judiciales

¿Son necesarios los subasteros profesionales en las subastas judiciales? ¿Funcionarían las subastas sin los profesionales?

El caso es que los hechos son tozudos.

Hace unos días se subastó en Madrid un piso de Lavapiés de 24 m2 y tuvimos que colgar el cartel de “aforo completo”. Fue tremendo y la secretaria judicial tuvo que trasladarnos a todos los subasteros a la sala de vistas porque no cabíamos en el juzgado.

¿Entonces, si ahora había tantos licitadores interesados, por qué esta misma subasta quedó desierta el pasado mes de enero?

La respuesta es muy sencilla: porque al redactor de la publicación que recibimos todos los subasteros profesionales de Madrid se le pasó incluirla en sus listados semanales (lo he comprobado) y, por lo tanto, la subasta nos pasó desapercibida a todos.

Los subasteros no nos enteramos de la existencia de esta subasta y por eso no asistió ninguno.

¿Quieres decir, Tristán, que no asistieron subasteros pero que sí asistieron otros postores?

No, lo que quiero decir es que como no asistieron subasteros, no asistió nadie.

Es decir, que las subastas judiciales a las que no asisten los subasteros quedan desiertas porque el resto de los ciudadanos no asiste, generalmente, a las subastas.

Dios mío, pero qué estás diciendo, Tristán, estás dando a entender que los subasteros sois imprescindibles para el buen funcionamiento de las ventas judiciales forzosas y, por ende, de la economía en general.

Por supuesto que lo afirmo.

¿Acaso crees que los bancos seguirían dando créditos si no existiese un mecanismo de cobro de las deudas de sus morosos?

La morosidad en España supera el 12%, ¿alguien en sus cabales piensa que los bancos estarían dispuestos  a dar por perdido ese 12%?

En este caso que nos ocupa el acreedor no era una entidad bancaria, sino una comunidad de propietarios, uno de los cuales falleció hace unos años sin herederos o sin que los mismos se hicieran cargo de las cuotas de comunidad, incrementando la deuda hasta más de quince mil euros y poniendo a los vecinos de la comunidad en el serio aprieto de tener que aflojar sus bolsillos para compensar la deuda del finado.

Y además en tiempos de derramas obligadas por la autoridad competente.

O sea, un drama para una comunidad pequeña del Lavapiés profundo.

¿Son buitres los subasteros?Así que por mucho que algunas plataformas ciudadanas hayan puesto de moda tildarnos de buitres o manifestar que especulamos con bienes de primera necesidad, lo único cierto es que esa comunidad de propietarios del edificio en cuestión nos debería estar muy agradecida a los subasteros de Madrid porque en su subasta se recaudaron treinta mil doscientos euros con lo que tienen más que asegurado el cobro de la deuda y el justo pago a los profesionales del Derecho implicados.

Ya está bien de todas esas tonterías que se dice de los subasteros. Tenemos que reivindicar la importancia de nuestra presencia en el sistema económico. El subastero juega un importante papel dinamizador de la actividad de compra venta de inmuebles.

Decir lo contrario es demagogia barata.

Los bancos también son necesarios. Incluso ciertos tipos de prestamistas son necesarios.


Los bancos, en su tarea de distribución de riqueza para la generación de valor. Si un ahorrador deposita su dinero en un banco, el banco puede prestar ese dinero a terceros para que emprendan un negocio o compren bienes y servicios, dando negocio a otras empresas. Por lo tanto los bancos funcionan como recicladores de la inversión, evitando que el dinero se quede en los cajones. O sea, que sí, que son los mayores dinamizadores de la economía.

Los prestamistas también tienen su lugar con los préstamos urgentes o con un riesgo que no encaja en el modelo masivo de un banco. Un banco gana poco dinero por operación, y por lo tanto, el riesgo que asume debe ser pequeño para que las cuentas le salgan. Un prestamista puede cobrar un 15 o 25% con un riesgo mayor y así le salen las cuentas. ¿Que un 25% es usura? Por supuesto, pero quien piense así que se imagine prestando su dinero a alguien con altísimas probabilidades de impago y que luego piense a qué precio le gustaría prestar ese dinero.

Los subasteros, ¿son necesarios en las subastas judiciales?

Por su lado, el subastero es un experto especializado que puede ayudar a inversores potenciales a colocar su dinero en este mercado tan complejo, quienes de otra forma probablemente buscarían otras inversiones más accesibles.

Si estos inversores potenciales decidieran no invertir debido a tantas incertidumbres, eso produciría un mercado menos eficiente y, por lo tanto, que los bienes subastados alcanzaran un precio menor, con evidente perjuicio para el deudor y para su acreedor.

¿Perjudica el subastero al mercado? Realmente lo impulsa, teniendo en cuenta el complejo laberinto judicial español, beneficiando a todos los actores del drama.

Acabar con los subasteros sería muy fácil. Bastaría con que los legisladores se molestaran en eliminar de la ecuación la inseguridad jurídica, garantizando la transparencia absoluta en las subastas y entregando los pisos limpios de polvo y paja, sin cargas ni ocupantes, llave en mano y completamente libres de desagradables sorpresas.

Entonces muchas personas dejarían de cagarse en los pantalones y acudirían en masa a las subastas y las viviendas terminarían adjudicándose con descuentos de tan solo el cinco o diez por ciento, margen más que suficiente para compradores finales.

Porque no es de recibo que los juzgados subasten viviendas inexistentes, con cargas que juegan al escondite, demandas subrepticias, falsos inquilinos y con los infinitos problemas que hoy existen y cuyo listado haría de estos párrafos un post eterno .

Si una casa de subastas subastase un bien que solo existiese en la documentación (por ejemplo un cuadro de Picasso que ardió hace años) el escándalo sería monumental y alguien de Sotheby´s acabaría en la cárcel.

De un servicio público se debería esperar excelencia, no semejante despropósito.

Lo primero jubilar a tantos jueces y secretarios judiciales incompetentes y ciegos para el interés ciudadano que no se dan cuenta de que hasta ahora no han sido otra cosa que fábricas de subastas sin postores.

Con estos cambios todo el mundo saldría ganando, excepto yo y el resto de los actuales subasteros, que perderíamos el interés por las subastas y buscaríamos otro trabajo o nos iríamos, por fin, a nuestra isla soñada.

Y no quisiera finalizar el post sin hacer un pequeño comentario respecto al término “subastero”, que algunos consideran que es peyorativo pero del que yo nunca me ha escondido ni lo he disimulado. Incluso hay un conocido subastero que sale por YouTube hablando de los subasteros como si él no tuviera nada que ver con ellos y que se aplica a sí mismo el término, con menos aristas, de “licitador”.

Pues bien, ambos términos no significan exactamente lo mismo, pues licitador es sinónimo, más bien, de “postor”, es decir, la persona que puja, que hace posturas en las subastas. Postor o licitador lo puede ser cualquiera durante los cinco minutos que dura una subasta.

Subastero es un término que engloba muchas más cosas. El negocio del subastero no consiste solo en participar en las subastas y pujar por los bienes subastados, sino que, además, investiga los expedientes judiciales, visita e investiga los bienes que van a salir a subasta, intermedia entre los inversores y las subastas, compra y vende y, en definitiva, es una especie de hombre orquesta que lo hace prácticamente todo él solito.

Y respecto a su carácter peyorativo quiero manifestar que simplemente no lo entiendo. Reconozco que algunos subasteros han llevado a cabo malas prácticas y que otros todavía lo hacen, pero eso sucede en todas las actividades económicas sin que las malas artes de unos pocos hayan manchado tanto a todo un sector.

Por ejemplo, debo decir que en las distintas fases de creación de esta web he tenido problemas con algunos profesionales que en cuanto les decías de qué iba a ir la web salían corriendo y no querían saber nada.

Por un lado lo entiendo porque yo tampoco querría tener nada que ver, por ejemplo, con un traficante de armas o de personas o con cualquier tipo de delincuente confeso. Pero por otro lado esa actitud casa mal con el hecho de que desde siempre me haya ocurrido que cuando en un nuevo entorno digo que soy subastero, en seguida acaparo la atención de todos los presentes que me empiezan a atosigar con preguntas y que pretenden aprovecharse del chollo de conocer a un subastero y si es posible comprar algún chollo inmobiliario.

Conclusión, vivimos en una sociedad muy hipócrita que, por un lado tiene mala opinión de los subasteros pero que por el otro lado si puede aprovecharse de conocer a uno lo hace sin rubor.

Ayúdame a difundir el contenido de este blog por las redes sociales, gracias.

Flechas rojas redes sociales

Opt In Image
¿TE GUSTA LO QUE HAS LEÍDO?
Comparto material exclusivo solo con mis suscriptores

Únete a mi lista de correo

y disfruta de unos Contenidos Que Te Dejarán Sin Palabras

+ una copia gratis de la guía

Las 5 claves para triunfar en las subastas

100% libre de spam. Prometo no enviarte nada raro

The following two tabs change content below.

Hola, soy Tristán, subastero profesional desde otoño de 1991 y bloguero sobre el negocio de las subastas desde enero de 2009. Además de otras cosas mucho más importantes, como navegante, escalador y poeta.

13 comentarios en “Los subasteros, ¿son necesarios en las subastas judiciales?

  1. Tonigs

    En la gran mayoría de cosas estoy de acuerdo, aunque a algunos bancos les interesa quedarse con propiedades que sacan después a precio de mercado doblando o casi triplicando el importe del prestamo ejecutado.

    Como siempre gran post.

    1. Gracias, Tonigs. Ciertamente, pero fíjate que en esos casos lo pueden hacer sin competencia porque se trata siempre de subastas con unos tipos extraordinariamente elevados y en las que por ser casi imposible alcanzar el 70% del tipo de subasta los subasteros desisten de participar.

  2. Miguel Sanchez

    Lo mismo ocurre con muchos casos de corrupción, se critica altaneramente, pero a la mínima oportunidad ya está uno moviendo hilos para tratar de “enchufar” a un hermano o a un primo ….

  3. Pepe

    Varios temas se tratan en el pots y muchos y amplios debates podrían generarse a partir de estas líneas. Y yo soy propenso a las descripciones densas y muy mal sintetizador.

    Por apuntar dos o tres cositas:

    – Lo del funcionamiento del sistema judicial español es tan esperpéntico, que a quien no se haya topado con él mejor no contárselo. Te toman por loco.

    – Una de las características más marcadas, más abundantes y más curiosas, tanto de los individuos como de los grupos humanos, es la falta de coherencia. Maldigo de los corruptos pero yo haría lo mismo si pudiera. Despotrico de los subasteros, pero como pille un chollo inmobiliario me importa menos que nada la desvalida anciana, morosilla ella, que lo habite. (Por cierto y mera curiosidad, me gustaría saber si la citada subasta era en un bajo de no me acuerdo qué número de la calle Amparo). Crucifico a los malditos fumadores y subvenciono a los pobres y esforzados cultivadores de tabaco. Y un millón más…

    – Y tercero y último. Yo no creo que haya persona, ni grupo, ni actividad, ni nada de nada, que sea imprescindible para el desenvolvimiento del mundo. ¡Pero cojones! Me parece de una simpleza infantil y de una incoherencia desmesurada, que si existe un sistema totalmente establecido, legalizado y bendito por todos los estamentos y personas, para que a un acreedor le vendan su casa en pública subasta, se pretenda, y muchas veces por los mismos que promueven y amparan ese sistema, por ejemplo jueces, que no haya subasteros. Eso si que no lo entiendo

  4. Si la subasta quedó desierta la primera vez que se celebró, no puede celebrarse una segunda vez. Tiene que adjudicársela el acreedor, sí o sí, con arreglo al 671 Lec o renunciar a la adjudicación.
    Entiendo que la primera vez no llegó a celebrarse si no que se suspendió por algún motivo.
    Saludos

    1. No, no, Francisco, simplemente no se presentó nadie y quedó desierta.

      Pero como el acreedor era una comunidad de propietarios presentaron un escrito al juzgado alegando que no tenían capacidad económica para adjudicarse la vivienda (¿ni siquiera por la deuda?) y solicitando se señalara fecha para un nuevo intento (literal).

      Y el secretario… debió pensar… al fin y al cabo para qué está la Ley si no es para pasarla por el arco de triunfo.

      Yo no se en Murcia, macho, pero en Madrid los juzgados de primera instancia cada día se tornan más y más independientes de la Ley, haciendo lo que les parece mejor. Pronto contaré cómo le han birlado la adjudicación a una subastera cuya puja cubrió la deuda (pero no el 70% del tipo sino que se quedó muy por debajo) presentando la comunidad a un mejor postor que simplemente ofreció un euro más que la mejor puja.

      Muy pronto lo publico en Rankia.

      1. Nitsuga

        Yo siempre he comparado a los subasteros con los peces rémora que hacen la limpieza a los tiburones: no son especialmente glamurosos, pero son necesarios.
        En este caso los subasteros haceis la limpieza a bancos, Hacienda, TGSS, comunidades de propietarios…
        El único que no es necesario (bueno, quizá también…) es el que no paga sus deudas.

  5. Pedrov

    Como siempre directo al grano………hay que llamar a las cosas por su nombre sin avergonzarse.
    por cierto te recomiendo el libro “el arte de la prudencia” de Baltasar Gracian….te puedes quedar asombrado de como hace 500 años había gente que opinaba como tu.

  6. Maria Luisa

    Ruego ponerme en contacto con Vd. telefónicamente, vivo en Algete.
    Tengo una parte de una finca en Gredos , subiendo a la plataforma, frente a un pequeño lago, en Hoyos del Espino zona protegida, con 2 cabañas canadienses, va a salir a subasta publica solo por 20.000 €, (división de la cosa común) tiene un valor muy superior, incalculable por ser zona protegida de pinares. No se como publicitar la subasta, y ponerla en conocimiento de profesionales subasteros, con carteras de clientes interesados en invertir en oportunidades como esta.

    1. Buenos días, María Luisa. Por una casualidad que me reservo resulta que tenemos algunas cosas en común, de manera que he decidido ayudarte. Si me envías algunas fotos, la descripción de bien que van a subastar y datos de la subasta la anunciaré a bombo y platillo en el blog que publico en Rankia, que tiene mucho más alcance que éste. Ahora te envío un correo privado para que puedas responderme también en privado.

      Y además deberías publicitar esa subasta en Idealista, Fotocasa y pisos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *