Relato de una posesión judicial violenta

Relato de una posesión judicial violenta

¿Recordáis que hace unos meses publiqué en Rankia un post sobre si serían más seguras o no las ascensiones al Everest si se pudiera llegar en tren al campo base?

Las subastas online también son inversiones de alto riesgo. No solo por la incertidumbre de la posesión judicial.

En aquél artículo defendí la tesis de que lo que había cambiado con la implantación de las subastas judiciales electrónicas era exclusivamente el formato de la subasta, pero que los peligros inherentes a invertir en este negocio van a seguir ahí porque no dependen del formato de la subasta sino del sistema judicial español y que hasta que los legisladores no eliminasen de la ecuación la inseguridad jurídica, garantizando la transparencia absoluta en las subastas y entregando los pisos limpios de polvo y paja, sin cargas ni ocupantes, llave en mano y completamente libres de desagradables sorpresas, los novatos que se acercasen a este negocio atraídos por la facilidad para pujar online iban a ser abrasados como carne de cañón.

Esos fueron mis argumentos y ahora ya tengo elementos de sobra para confirmar que la realidad los está confirmando.

Las subastas judiciales online están atrayendo a más postores, sí, pero también les está arruinando. Y de eso yo soy testigo privilegiado pues muchos de ellos acaba recalando en mis blogs contándome sus experiencias.

Muchos primos se están llevando desagradables sorpresas en estos primeros meses de subastas telemáticas.

Solo si el legislador reformara las subastas en el sentido apuntado más arriba -algo que no contemplo a medio plazo- desaparecerían los peligros de este difícil negocio y los inversores podríamos acudir en masa a las subastas, haciendo subir los precios de adjudicación y reduciendo nuestros márgenes de beneficio.

Ahora mismo, mientras escribo estas líneas se está celebrando online la subasta SUB-JA-2016-4602 de un piso de 29 m2, interior y piso cuarto sin ascensor, situado en el madrileño barrio de Lavapiés. Estamos en la prórroga y las pujas ya casi han doblado la que iba a ser mi mejor puja. Y eso que aún faltan los momentos finales, esos que yo llamo el “apocalipsis canibal” de los novatos.

Subastas judiciales electrónicas, festín de cuervos

Un poco de cordura, por favor.

Y por otro lado, los novatos que están acudiendo a las subastas online -como abejas a un panel de rica miel- lo hacen, como todos los novatos de todos los tiempos, con la alegre inconsciencia del que va al Everest en zapatillas.

Coño, al menos aprended un poco el oficio antes de jugaros los cuartos.

Por ejemplo, ahí tenemos a Daniel.

Daniel contrató hace unos días la consultoría que yo llamo “Hello, Tristán” porque temía que iba a tener algunos problemillas con la posesión del piso que acababa de comprar en un barrio de Barcelona.

Ese fue el término que empleó Daniel, “algunos problemillas”, aunque luego descubrí que se había quedado muy corto.

Daniel es el vivo retrato de una experiencia-al-borde-de-la-muerte.

Y cuando comenzamos la videoconferencia me relató su historia…

El relato de Daniel

A finales de enero de este año me gasté toda una herencia familiar en la subasta electrónica de un piso en Barcelona. Siempre me he sentido muy atraído por las inversiones inmobiliarias y como hace un año recibí la herencia de una tía soltera, era mi oportunidad de aprovechar las subastas electrónicas para hacer mi primera inversión.

Fue muy sencillo. En la web del B.O.E. te cuelgan la información del registro y fue fácil comprobar que el piso no tenía otras cargas que la hipoteca del banco.

No investigué nada más. Al fin y al cabo un piso es un piso.

La primera sorpresa vino cuando fui al juzgado por primera vez tras la subasta y me trataron a patadas. Protesté cuando me dijeron que tardarían unos seis meses en entregarme la documentación del piso y me respondieron que qué me había creído, que eso no era una notaría y que ya se sabe que las subastas eran así.

Y casi me caigo redondo cuando me informaron de que ellos no moverían un dedo para que el expropietario se fuera del piso hasta que los papeles estuvieran arreglados e inscritos en el Registro de la Propiedad. Y que haría mejor en negociar con él la entrega de las llaves porque la secretaria de ese juzgado no era muy partidaria de echar a la gente a la calle y daba posesiones judiciales con cuentagotas.

Hasta que conseguí hablar con el ocupante de la vivienda tuve que hacer tres visitas. Los vecinos me aseguraban que el tipo estaba dentro, pero nunca me abría la puerta. Por lo visto este señor trabaja de noche y luego se tira toda la mañana durmiendo a pierna suelta.

Por cierto, que empecé a sospechar que había algo raro porque los vecinos hablaban de él como con miedo y ninguno quiso darme su teléfono ni ayudarme en nada.

Hasta que le conocí.

Relato de una posesin judicial violentaMe abrió la puerta un hombre mayor y muy corpulento, con un vientre enorme y bíceps del tamaño de melones. Tan grandes que casi seguro que le interrumpían el riego cerebral. El típico mazas que cuando pasea por la calle tapa el sol con los hombros. Con una cabezota como si se le hubiera caído una caja fuerte sobre la cabeza y la caja fuerte hubiera salido perdiendo.

Medía cerca de un metro ochenta, pesaba unos ciento veinte kilos y tenía los mofletes más carnosos y caídos que los de cualquier bulldog y con dos o tres papadas suplementarias que le colgaban de la primera, en plan cascada de grasa.

Ignoro por qué sus vecinos le llaman Piolín.

Y no solo tenía una pinta infame, sino que su actitud era tosca y desprovista de cualquier grado de civismo. Para empezar iba vestido solo con unos calzoncillos y una camiseta que si la hubiera depositado en el suelo se habría quedado de pie.

En cuanto le vi ocupando todo el marco de la puerta las palabras que tenía tan preparadas se me ahogaron en la garganta y solo me salió un…

–  Buenos días, señor, esta es mi casa.

– Hum, ¿queeeee?

– Que he comprado esta casa en una subasta y… ehhhh… que cuándo tiene la intención de irse.

Su reacción fue increíblemente rápida para alguien de su edad y envergadura. Me agarró de la pechera, me introdujo en la casa, cerró la puerta e inmediatamente me levantó con una sola mano y me apoyó la espalda contra la pared.

Luego acercó su boca a la mía, tanto que si la hubiéramos abierto y sacado la lengua hubiéramos rozado la puntita y, llenándome la cara de perdigones, me dijo…

– ¿Que has comprado qué casa, cabrón?

Y me pegó el mayor puñetazo en el estómago que jamás haya recibido nadie.

Me soltó y ahí me quedé, hecho un guiñapo en el suelo, sin resuello, lloriqueando y convencido de que me estaba muriendo. Simplemente dejé de respirar. Entonces me volvió a levantar en vilo agarrándome del fondillo de los pantalones y me llevó en volandas hasta el tronco de las escaleras de la comunidad, por donde me lanzó como si yo fuera un deshecho.

– Y si te vuelvo a ver una sola vez en toda mi vida eres hombre muerto. Con gusto volveré a la cárcel por darme el gusto de liquidar a un tipejo como tu.

Las pretensiones de Daniel

Tristán el Guardaespaldas

Eso fue lo que me contó Daniel que le había ocurrido.

Aunque las palabras las he puesto yo, el sentimiento de lo ocurrido es completamente suyo.

Y lo que me propuso fue contratarme para que yo me ocupara de obtener la posesión para él. De hecho para que le tramitara todo lo relativo a esa subasta a partir de ahora.

Y naturalmente le respondí que no, que de ninguna manera.

– Si tu fueras mi cliente y me tocara bailar con la más fea pues, qué remedio, lo haría y ya vería como toreaba ese morlaco. Yo te habría cobrado unos honorarios y ahora esa sería mi responsabilidad. Pero, Daniel, esta es tu guerra y no hay dinero en el mundo para pagarme que vaya allí a dejarme hostiar por esa bestia. Lo que no entiendo es que participaras en una subasta sin siquiera haber hecho una visita al piso subastado, sin haber intentado hablar con el demandado o al menos con los vecinos. Si lo hubieras hecho no te habrías puesto esa soga al cuello.

Jejeje, perdonad que me ría, se que la situación de Daniel es dramática, pero ahora mismo estoy recordando su expresión de pánico cuando me dijo que entonces renunciaba a esa casa, que se la quedara el tal Piolín y que ya la heredarían sus hijos cuando el muriera.

Una solución para Daniel

En realidad no hay motivo para ser tan dramático.

Si no lo desea Daniel no tiene por qué volver a cruzar su camino con el de esa mala bestia. Yo mismo, cuando compro en subastas muy alejadas de Madrid, en ocasiones lo arreglo de forma que no tenga que desplazarme ni siquiera para firmar la compraventa en la notaría.

Súper abogadaHoy en día no hay nada que no se pueda hacer desde un smartphone.

Que Daniel contrate a un abogado y un procurador para que le lleven todos los trámites en el juzgado, incluso la posesión judicial y el lanzamiento cuando toquen.

Y que él se vaya a Benidorm a lamerse las heridas.

Y la próxima vez que tenga un poco más de sentido común, que a quién se le ocurre comprarse un piso sin ni siquiera haberlo visitado. Seguro que si en vez de un piso en subasta hubiera comprado un coche, no hubiera cerrado la compra sin haber visitado varios concesionarios y haberle dado el coñazo a un montón de vendedores.

Y una lección para todos los novatos

A mi jamás me ha pasado nada parecido a lo que le ocurrió a Daniel, primero porque me sobra el sentido común (y mi prudencia raya con la cobardía) y segundo, porque también disfruto de eso que algunos llaman suerte pero que en realidad no es tal.

Es cierto que los nuevos novatos que compran en las nuevas subastas judiciales electrónicas no tendrán que coincidir con los viejos subasteros de toda la vida, pero que nadie se equivoque, el marrón de comprar en subasta nunca ha residido en los subasteros sino en que comprar en una subasta es comprar un juicio.

Y los juicios, ya se sabe, a veces salen bien y otras veces salen mal.

Lo único que ha cambiado con las subastas telemáticas es la facilidad para participar y pujar en ellas, pero sus peligros inherentes siguen siendo exactamente los mismos y, creedme, no se trata de una inversión apta para cualquiera.

Las subastas siguen llenas de sapos y culebras y cualquiera que se acerque a ellas sin la debida preparación y que, por lo tanto, no sepa distinguir el grano de la paja, conocerá al dragón que se esconde tras cada subasta mal escogida. Unas veces será un dragoncito pero otras veces será un cacho dragón gigante y malévolo como el llamado Piolín.

Y para terminar, algo sobre el blog

Supongo que habréis notado que algunas partes de los post más visitados de este blog están siendo bloqueadas y que no se desbloquean hasta que el lector me da un Like de Facebook, un tweet de Twitter o un +1 de Google+.

Esto es así porque me dice el webmaster que estas propinas “sociales” son realmente muy beneficiosas para la valoración que Google hace de Subastanomics y que a largo plazo nos beneficia mucho.

Pero os prometo que solo va a afectar a algunas partes, que solo de los post más consultados y que los clientes habituales vais a estar a salvo porque nunca lo voy a implementar en el último post publicado, de forma que solo afecte a los lectores que aterrizan aquí de vez en cuando.

Por eso os pido siempre que si el post os ha gustado me ayudéis a difundirlo en vuestras redes sociales. Porque Google lo valora como mejor o peor según lo hayan movido los lectores.

Y hoy os lo vuelvo a pedir.

Estaría genial que me ayudarais de esa forma.

Así que ya sabes, si lo que has leído te ha sido útil o entretenido, por favor demuéstralo recomendándolo en tus redes sociales pinchando en los iconos de ahí abajo.

Flechas rojas redes sociales

Opt In Image
¿TE GUSTA LO QUE HAS LEÍDO?
Comparto material exclusivo solo con mis suscriptores

Únete a mi lista de correo

y disfruta de unos Contenidos Que Te Dejarán Sin Palabras

+ una copia gratis de la guía

Las 5 claves para triunfar en las subastas

100% libre de spam. Prometo no enviarte nada raro

The following two tabs change content below.

Hola, soy Tristán, subastero profesional desde otoño de 1991 y bloguero sobre el negocio de las subastas desde enero de 2009. Además de otras cosas mucho más importantes, como navegante, escalador y poeta.

27 comentarios en “Relato de una posesión judicial violenta

  1. “me dice el webmaster que estas propinas “sociales” son realmente muy beneficiosas para la valoración que Google”
    ¿Estás seguro? ….
    Aquí tienes un buen artículo al respecto (en inglés) http://www.freshegg.co.uk/blog/technical-seo/google/how-does-google-treat-hidden-content
    Por otro lado, cuando lo actives (si lo haces) mide con analytics la respuesta de los usuarios: compara las visitas que entran a la página con la cantidad de clics en los botones (para ver quien ve el contenido completo). Probablemente, en un solo día tengas datos suficientes para replantearte el asunto.
    Google no suele premiar las páginas que “perjudican” a sus usuarios, que al fin y al cabo es lo que harías ocultando parte de la información.

    1. delicateshot

      Bueno, pero si Tristan nos pide el favor de compartir su artículo, tampoco es nada malo. Poco es, para todo lo que nos da…

    2. Juanfuen

      Buenas tardes Tristán,
      No quiero molestarte pero te agradecería si me pudieras ayudar.

      Existen 2 pisos en una finca donde vive un amigo mío, que se seguro que han sido expropiados por bancos. Uno de ellos hace ya mucho tiempo e incluso el banco ha metido inquilinos, pero el otro hace tan solo una semana que se ha ejecutado la expulsión de los dueños. Incluso le han colocado una puerta anti ocupas, de estas que sobresale hacia afuera y va anclada al tabique.
      En fin y disculpa de nuevo, pero me gustaría saber cómo puedo averiguar:

      1. Qué banco es el dueño de cada piso

      2. A cuánto asciende la deuda pendiente de cada uno

      3. En caso que me interesase alguno, ¿puedo ir al banco y hacerle directamente una oferta?

      Gracias anticipadas por tu respuesta.
      Saludos

      1. Así, en plan sencillo, puedes sacar una nota simple y así averiguar quién es el nuevo propietario, pero nada sobre el importe de la deuda. Y en cuanto a ofrecerle al banco, claro, por qué no.

  2. Aitorbk

    Lo he compartido ya que siempre lo pides….

    Las cosas de este tipo son lamentables. Eso sí, lo que me he podido reír (lamento decirlo) con la historia.
    El tipo este se creía que se impartiría justicia y ley.. jeje, pues va a recibir un buen palo.

    Lo mejor que puede hacer es lo que dices, porque la vía rumana yo la descartaría completamente.

    1. Gracias, AitorbK, viejo amigo.

      Yo también descartaría la vía rumana. Primero porque para seguir esa senda hay que valer y una vez te metes en ella nunca sabes dónde termina. Y segundo porque hay rivales para los que ese método no es conveniente, se crecen en el castigo y la cosa puede terminar muy muy mal.

      Ah y no me extraña nada que te hayas reído. Ni te imaginas lo que me reí yo cuando me lo estaban contando y con la cara que ponía el protagonista.

  3. Moroso , moroso, moroso , morosoooo... Menudo pufo nos dejó el cabroooonnn....

    Yo me hubiera tirado en la calle, hubiera llamado al 112 y con voz agonizante hubiera pedido socorro, además de explicar que había un gran hombre agresivo en MI CASA. Ya me veo a 6 patrullas de la Policía Nacional rodeando la vivienda ¿Qué no? jejeje

  4. Anonimo

    Muy interesante. Doy fe que las subastas son muy complicadas y pueden no acabar bien. De hecho la que yo gane se archivo por cláusulas abusivas, el juez pidió el sobreseimiento del caso y el.banco ni recurrió. Eso después de 4 meses y después de millones de visitas al juzgado, presiones para pagar la comisión de las fincas que me enseño el inmueble y me acompaño a la subasta junto con el propietario etc etc. Por suerte no pague ni un duro y me devolvieron mi deposito. Ahora el propietario esta viviendo en el inmueble con un alquiler social… Muy fuerte

  5. mfmelo

    Todo esto tiene una fácil y rápida solución:
    COMPREMOS BARATO. NUNCA DAR MÁS DEL 50% DEL TIPO.
    Y todos los problemas se remedian con lo que nos ahorramos y ganamos.
    Estoy participando en muchas subastas electrónicas y veo que están tirando y jugando con el dinero, sin tener en cuenta lo que se les va a venir encima, una vez sean los adjudicatarios. El acto de la subasta es lo de menos, aunque te den para participar en ella 21 días, el problema lo tendrás después y lo tuviste que haber solucionado antes.
    Saludos.

  6. oskar

    oh my got,,yo estoy participando en una subasta sin ver e piso ,creo que no viven ,de todas formas a quien hierro mata ,hierro muere ,tengo bajo mi casa a un gitano rumano que asusta bastante ,iria con el a solicitar que se fuera de la vivienda si hace falta… primero por las buenas claro esta…

  7. Luis

    Participe hace poco en una subasta y me quede flipado. Estudie el piso y el caso en profundidad, tenia tasacion, conozco perfectamente la zona, el edificio, etc.
    Yo tenia pensado pujar hasta el 50% del tipo como mucho y me sorprendio la ligereza con que la gente pujaba. Al final se lo adjudicaron por el 80% del tipo pero es que a ese precio si lo pones a la venta es imposible ganar un centimo e incluso para quedarselo tampoco merece la pena porque en la zona hay pisos similares un poco mas caros, muy poco, pero que los puedes ver, estan reformados, etc. El de la subasta es una loteria y yo siempre lo valoro a precio de derribo.
    La unica razon para pujar asi es que sepas que en el piso hay un fardo de cocaina, un picaso, un maletin lleno de billetes, etc

    1. xifli

      Luis tienes toda la razpn ,el otro dia estube tanteando en aeat ,unos pisos y uno de ellos lo habian tasado en 90000 euros ,un cuarto sin ascensor para reformar,el tema esque el mismo piso lo tenia el dueño a la venta `por 40000 euros hace tiempo ,y no lo venida ni a la de 3.otro un piso mas abajo por 30000 ellos tienen uno en subasta de un piso mas sin ascenor por 48000 euros,pues les llame y les dije estais flipados con las tasaciones,se limitaron a decirme que ella no era quien valoraba.sin mas ,.asique pòr mucho que compremos al 50% de tipo sigue siendo caro.otra cosa seria comprar al 50 o 60% de precio mercado actural.

  8. mfmelo

    La AEAT y la TGSS y no hablemos de los Ministerios y de las diputaciones, tasan todo muy, pero que muy por lo alto, así que lo que hay que hacer es comprar barato, ofreciendo lo mínimo permitido en cada caso, que no te lo adjudicas, pues otra vez será, vas a ganar más comprando dos fincas al año con buenos márgenes que comprado 50 con márgenes ridículos, si es que no pierdes. Esa es mi experiencia en las subastas.
    Saludos

    1. xifli

      Hola mfmelo,y cuanto es lo minimo permitido? supuestamente es sin importe minimo,que especifiquen que el minimo es por el tanto por cien,creo que una vez me comentaron en hacienda que menos de un 40% no lo daban.supongo que miraran tambien las eces que lo han sacado a subasta,adj directa y la oportunidad de cobro que tienen ,a la 5 o sexta vez seguro que por lo minimo lo dan que les ofrezcan.

  9. kai

    Fmelo tienes razon hacienda incha muchos los precios , tengo una parcela de unos 2500 metros que anucio como rustica ,en catastro viene como urbano y en uso sin edificar.el tema que paga una burrada de ibi como urbano,el tema que debe desde el 2012 ,no se si me los giraran por derivacion.que saldria un paston ,se podria hacer algo para que no me los cobraran como urbano si no como rustico ya que no hay construido nada ni se espera hasta tiempo que dejen construir? se que hay una ley que indica que si no hay nada construido o se aprueba un tema de estos de ordenacin yt al ,deben cobrar por rustico.pero como se enfoca esooo?? gracias

  10. Eduardo

    Buenas tardes a todos, dar las gracias Tristán y todos los usuarios por sus comentarios, espero en convertrime en un habitual, y como presnetación les traigo tres preguntas:
    Primera:
    Hace poco pujamos en una subasta con reserva de puja porque pensamos que están intentando quebrar y quieren echar al resto de subasteros, además de haber hecho una puja desproporcionada cuatro días antes de cerrar, cuando estuvimos investigando el tema la persona que vive en el apartamento nos dijo que una parte del solar ya no les correspondía sino que era del abogado, y bla,bla,bla, ..así que pensamos que están haciendo una jugada para echar al resto de la gente.
    Mi pregunta es la siguiente;
    Hemos pujado y hemos recibido el comprobante ¿ ES POSIBLE SABER QUE PUESTO OCUPAMOS ORDENADOS DE LA MAYOR PUJA A LA MENOR?
    ¿ Y COMO NOS PODEMOS ENTERAR SI QUIEBRA FINALMENTE LA SUBASTA¿ ¿ CÓMO NOS AVISAN TANTO PARA PAGAR SI FINALMENTE QUIEBRA LA SUBASTA Y NOS TOCA A NOSOTROS,COMO PARA RETIRAR EL DINERO SI FINALMENTE PAGAN?.

    Segundo:
    He visto se hace una puja el 50% del tipo, unos días antes de la subasta.
    ¿ ESTAS PUJAS PUEDEN SER HECHAS POR EL EJECUTANTE PARA NO TENER QUE POSTERIOMENTE , EN EL CASO DE QUE NO HAYA PUJAS, TENER QUE QUEDÁRSELO POR EL 70%?
    ¿ PUEDE EL EJECUTANTE PARTICIPAR EN LAS PUJAS SIN QUE NADIE MAS HAYA PUJADO?

    Tercero:
    He visto que en algunas subastas se hacen pujas ridículas tales como 1000 euros:
    ¿ QUE PUEDE SIGNIFICAR ESTO ?.

    Como siempre muchas gracias por compartir tus conocimientos,

      1. Luis

        ¿La reserva de puja no significaba que si el mejor postor no paga se lo adjudican al que hizo la reserva de puja pero al precio del mejor postor? Es que si no es muy facil quebrar una subasta y tener un compinche que puje menos con reserva de postura y se lo lleve mas barato. Creo que de esto se hablo en otro hilo.

        1. Pecks

          No. La reserva de postura se hace siempre con la puja hecha por quien pujó en subasta, no la ganó y decidió hacer la reserva de postura por si el ganador de la subasta finalmente no paga y quiebra la subasta. Y sí, muchas veces hasta ahora se ponían de acuerdo dos postores y hacían ese amaño que comentas. No es nada nuevo. Aunque también es verdad que es un delito y perseguible por la justicia. De hecho, han habido varios casos de subasteros o licitadores que los han pillado y se han metido en un buen lío.
          Pero, en mi opinión, ahora con las subastas telemáticas, este chanchullo se ha acabado. Dos tipos que se pongan de acuerdo pueden intentarlo, pero lo tienen muy difícil para que les salga bien puesto que ahora se pueden hacer pujas (y reservar la postura) por una cantidad igual o inferior a la mejor puja máxima que haya en cada momento. El compinche puede reservar su postura pero no tiene manera de saber si alguien más ha reservado su postura también y puede que con una cantidad superior a la suya. Por tanto la jugada les puede salir muy mal. Un ejemplo:

          Inmueble con tasación de 100000. Uno de los compinches (A) hace una puja de 200000 para desanimar a los demás postores. El otro compinche (B) puja 50000 y hace reserva de postura. El compinche A no paga el remate y quiebra la subasta, además perdiendo la fianza de 5000€. Pero no le importa porque su compinche B se la llevará por 50000. Para los dos es un buen negocio. Antes, esto era así a veces. Pero ahora, cualquier otro licitador puede haber hecho también su reserva de postura por 51000, 70000, 105000, etc…. o simplemente 10 euros más que el compinche B. Y se llevará la subasta si el compinche A quiebra. Y a los dos compinches se les quedará cara de tontos y habrán perdido sus respectivas fianzas.

          1. La opinión que tu defiendes no es que sea minoritaria, es que solo hay un secretario judicial (que ya no lo es) en toda España que lo aplicara así y habiendo dejado previamente muy claro esta peculiaridad las condiciones de la subasta.

            Lo que ha expresado pecks es lo correcto. Y lo hemos comentado muchas veces en el blog de Rankia. Concretamente hace bien poco.

  11. QVI-XOTE

    Buenos días a todos, me presento ante esta tabla redonda de caballeros andantes, con los siguietes argumentos: UNA BREVE HISTORIA CON LAS SUBASTAS, UN OBJETIVO Y UN ACONTECIMIENTO RECIENTE.
    – Yo tuve hace algunos años una breve historia con las subastas, cuando se produjo el boom inmobliario todo el mundo podía inverterir en el sector sin temor a perder un solo duro, pero mi principal problema fue que cuando llegué al puerto de las subastas ya estaba empezando a pincharse la burbuja, por lo que no perdí dinero pero tampoco gane nada, me quedé con tres viviendas y lo que gane por un lado lo perdí por otro, resultado económico Cero. Afortunadamente si que presidió mi acción en este mundo el sentido común, el trabajo y el asesoramiento profesional riguroso. Aprendí que aquí el cuento de la lechera suele salir mal y que las pujas deben ser hechas de forma concienzuda y con amplios margenes de ganancias, porque este es un mundo de imprevistos y problemas.
    – Un Objetivo; como el sector inmobiliario parece estabilizarse, y es posible ponerle precio a las viviendas, PRECIO POR LAS QUE LAS PUEDAS VENDER , me he vuelto a interesar por este mundo, y voy a tratar de aplicar los mismos principios con los que empecé Sentido Común, Trabajo y Asesorameinto Riguroso, tratando de conocer todos los entresijos legales de las subastas, que para mí es lo mas dificil, y trabajar con ciertos margenes de seguridad, y no caer en tierras movedizas, por lo que creo que este blog , la innestimable ayuda de Tristán y de los veteranos de las subastas y que tanto aportan van a ser los pilares en que sostengan mis conocimientos teorico-prácticos.
    Y por último un acontecimiento reciente, y viene un poco a cuenta de lo que narro Eduardo anteriormente:
    He participado en un subasta en la que aproximadamente cinco días antes se desmarcaron con una puja de casi el doble del Tipo, esto como primera puja, hasta entonces nadie había hecho ninguna oferta, al banco se le debía aproximadamente un 60% en todos los conceptos de lo que se pujó, por lo tanto qué sentido tiene una puja así antes de que nadie haga ninguna oferta?, además es que lo subastado no vale eso ni por asomo, puede valer, para comprarlo un particular máximo un 75% de la puja, o mas fácil, te vas a hablar con la propiedad ofreces cancelarle la deuda y le das 10.000 mil eurillos ( que sería aproximadamente un 68%) y vamós, corriendo te lo vende, o bien te esperas al final para ir haciendo tus pujas , que con esa cantidad ya te digo yo que absolutamente nadie en su juicio iba a alcanzar ( lo digo con conocimiento de causa ya que he investigado suficientemente lo subasasdo y los precios de la zona).
    Y ahora viene mi razonamiento, no tengo absolutamente ninguna duda de que va a quebrar la subasta, NI UNA SOLA, no solo por esto que ya sería suficiente, también por otros acontecimientos que serían lagos de contar, Y LA PREGUNTA ES ¿ QUE SENTIDO TIENE HACER LA PUJA SI OTRO POR DETRÁS PUEDE ADIVINARTE EL MOVIMIENTO Y CHAFARTE EL NEGOCIO?, como ya saben todos los que se dedican a este mundo aquí jamas juegas con el 100% de seguridad, y de eso se trata ,de aproximarte lo máximo a esos criterios y maximizar la inversión. El sitio donde yo vivo es pequeño, por la tanto los funcionarios, procuradores, abogados,…. se conocen, y es muy fácil que alguien conozca cuantas personas se han interesado en la subasta, Todos sabemos que ningún subastero que se precie va a ir a una subasta sin haber intentado ver todo el expediente, o cómo mínimo la certificación de cargas, por lo tanto el que este interesado en la subasta podría por sus realciones, conocidos, amistades???????? saber que ningún profesional esta interesado en la subasta, y sí un par de pardillos que pasaban por allí perdidos, pero con la inteción de hacer una puja, ENTOCES SERÍA LÓGICO PENSAR QUE ESTOS ” DOS PARDILLOS” , que se acercan por primera vez a este mundo, cuando vieran la puja la dieran por perdida, y estos “dos pardillos” poco saben sobre reservar una puja, plazos, ni les hace mucha gracia tener retenido su dinero durante varios meses, y andar de lios con abogados y procuradores, etc…estos ” DOS PARDILLOS” muy probablemte desistirán y dejaran el camino llano, por lo que esta estrategia utilizada de forma puntual y con cierta información sobre quienes se han interesado por la subasta , si son profesionales o gente corriente, puede ser muy eficaz, pero como siempre se corre un riesgo . Yo creo que el legislador deberá regular esto para que no suceda, y que las subastas sean lo mas limpias posibles, y aquel que mejor preparado, que mas trabaje o que mas suerte tenga sea el que gane dinero, y no el mas caradura.

    Por último, decir que aquellas personas que han podido sobrevivir a estos años de la severísima crisis en el mundo de las subastas , tienen mi absoluta admiración, solo con trabajo, sentido común, preparación y un poco de suerte lo han hecho posible, y esto lo dice uno que tuvo que dejar las subastas .
    Un saludo para todos y muchos ánimos.

  12. oskar

    Hola ,al hilo de lo que hablais de quebrar la subasta hoy con las subastas electronicas,tan claro lo tienen de que van a ganar la subasta el compinche que quiebra la subasta para en caso de que les pudiera salir mal perder la fianza,que no es poca? porque si no he entendico mal si el compinche puja por el 50%,y reserva la puja.y otro da ese 50 mas 1 euro,se la adjudicarian al que dio mas,osease perderia la fianza el que quebro..es asi o me pierdo algo?

  13. QVI-XOTE

    Es como tu dices Oskar, yo he expuesto un ejemplo que creo ha ocurrido, otra cosa es el estar seguro al 100%, en estas lides es imposible. Debes tener en cuenta que una vez se hace una puja tan alta solo se verán las que le superen, no las que han quedado por detrás con reserva de puja.Saludos

  14. Luis

    Para mi las reservas de pujas no deberian ni existir. Con los medios electronicos que hay seria tan facil como mandar un email a los siguientes pujadores para ver si estan interesados en mantener su ultima puja y listo.

    1. Pecks

      Las cosas son como son. Y la ley es la que hay. Uno lo que tiene es que adaptarse, estudiar mucho y comprender como funciona todo. Y poner empeño y dedicación. Hoy en día esto todo muy difícil (lo digo muy en serio) y la única manera de poder sacar algo de beneficio es ser constante e intentarlo una vez y otra. Y aún así está jodido el tema de las subastas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *