Estrategia para desalojar a una okupa

¿Nunca te has encontrado en la situación de no poder conseguir las llaves de una casa comprada en subasta por la existencia de un okupa demasiado bien asesorado y la desastrosa coincidencia de que el juzgado donde se llevan a cabo los trámites de la adjudicación es una cueva de vagos incompetentes?

Pues hace un año yo estaba exactamente en esa misma situación y a continuación te voy a explicar la sencilla estrategia que apliqué para solucionar el problema, que la okupa se fuera voluntariamente y sin que la broma me costara ni un euro.

estrategia-para-desalojar-a-una-okupa

1. Los antecedentes: una okupa listilla con mucha labia

Esta es la historia de una adjudicación en subasta y posterior venta de un piso que había sido okupado por una joven madre soltera de unos treinta años a la que conocí cuando estaba investigando la citada subasta.

La mujer no era una okupa al uso. Tenía un cierto nivel cultural y defendía con argumentos contundentes su derecho a una vivienda digna.

(sí, joder, derecho a una vivienda, sí, pero NO derecho a MI vivienda)

Además la tipa estaba muy bien asesorada por una especie de asociación antisistema (financiada en parte con fondos públicos) que hay en el Barrio de Hortaleza de Madrid, a cuyas reuniones asistía puntualmente cada semana.

stop-deshauciosPrecisamente fueron los de esa asociación quienes le indicaron que el piso estaba vacío y la ayudaron a descerrajarlo y okuparlo. También la asesoraron sobre cómo auto denunciarse ante la policía para tener algún documento que llevar al ayuntamiento de Madrid para empadronarse en ese domicilio.

O sea, todo muy edificante.

Pero el caso es que era una mujer con la que se podía hablar tranquilamente y me pareció que tras la subasta no tendría problemas en negociar fácilmente un desalojo pacífico.

El piso estaba en unos bloques en los que han realojado a un par de familias gitanas en cada portal, lo que ha reducido a la mínima expresión la demanda en esta esquina del barrio y por ende el precio de los pisos.

No obstante, como no se me da mal vender este tipo de pisos ni tampoco le temo a los okupas, decidí participar en la subasta y me la adjudiqué.

2. El problema: la okupa que sabía de números

En cuanto rematé el precio de la adjudicación me fui a verla de nuevo y ahí me llevé el primer chasco.

La okupa seguía siendo una persona con la que se podía hablar pero de desocupar el piso nada de nada. Tenía muy claros los plazos judiciales y me expresó directamente su intención de aprovecharse de la lentitud de la Justicia hasta el último minuto.

– ¿Pero… es que no tienes dónde ir?

– Claro que sí. Cuando no me quede más remedio me iré donde mi madre, pero mientras tanto estoy mejor aquí.

Sus cuentas estaban claras. Si yo quería que se fuera y me entregara las llaves tendría que pagar doce mil euros. De lo contrario, que no la molestara.

Esas eran sus cuentas.

3. La impostura. La cara amable del subastero

Lo he dicho mil veces pero no me importa repetirlo.

Los subasteros que van a ver a los ocupantes de sus casas recién adquiridas y llegan pisando fuerte, elevando el tono de voz y profiriendo amenazas lo tienen peor que crudo.

Hasta que el adjudicatario esté en posesión de la vivienda es el actual ocupante quien tiene la sartén por el mango. De forma que es una soberana tontería discutir con él, elevar el tono de voz o amenazarle con volver acompañado de la policía.

Hace falta ser imbécil para encabronar al que está en posesión de tu piso recién adjudicado.

gente-que-causa-destrozos-en-las-viviendas-subastadasY la prueba definitiva de que mi método suave es mucho más eficaz que los métodos broncos de otros es mi estadística, que dice que en los 25 años que llevo participando e invirtiendo mi dinero (y el de otros) en las subastas, nunca jamás le han causado ni el más mínimo daño a ninguno de mis pisos.

Ni uno solo.

Nunca.

A ver, claro que he comprado en subasta viviendas en muy mal estado, como todo el mundo.

Y por supuesto que también he comprado viviendas que habían sido vandalizadas. Pero siempre porque ya estaban en ese estado al salir a subasta y no porque el ocupante causara los destrozos para perjudicarme personalmente a mi.

De manera que tampoco en esta ocasión agrié el gesto y me despedí de la joven okupa con buenas palabras y promesas de regresar con un acuerdo que fuera bueno para ambos.

Aquí he de añadir también que yo nunca les comento que sea subastero ni que me dedico a comprar los pisos para especular. Decir algo así sería como restregarles tu éxito y jactarte de  estar aprovechándote de su mala estrella.

No, nada de eso.

Mi esquema de mentiras es siempre el mismo. Yo soy medio tonto y pasaba por aquí, y me he dejado convencer por un amigo que es abogado y que me prometió que no tendría problemas y fíjate ahora, me he gastado todos mis ahorros y encima les debo tropecientos mil euros a mis padres y además vivo de alquiler, por favor necesito que te vayas cuanto antes, por eso te ofrezco lo que me debe mi empresa de pagas extra, pero por favor vete ya.

Con esta imagen de ingenuidad consigo que el demandado ex propietario de la vivienda recién subastada me vea como a un semejante, alguien que solo ha tenido un poco más de suerte que él mismo o, simplemente, que se ha organizado mejor, pero lejos de la imagen del taimado especulador capitalista que se lucra con la mala suerte de los explotados por el capitalismo.

Hay que tener en cuenta que un proceso de subasta los ex propietarios están en una de estas dos situaciones:

  1. Son conscientes de que la responsabilidad de lo que les ha pasado es de ellos por no haber pagado sus deudas.
  2. Están convencidos de que la culpa es del Capitalismo y de los bancos que les pusieron una pistola en el pecho para obligarles a pedir el crédito y que luego han provocado una crisis mundial para tener excusas para dejarles en la calle y sin trabajo.

Con los ex propietarios que aceptan su responsabilidad es muy sencillo llegar a acuerdos amistosos porque son gente muy razonable que de ninguna manera le hacen al adjudicatario de la subasta responsable de su mala estrella.

En cambio los segundos están demasiado enconados y es imprescindible hacerles ver que el malo de la historia ha sido el banco acreedor y que nosotros NO tenemos nada que ver con él.

O sea, que con los de este segundo grupo se hace más necesario aún adoptar el “disfraz de pringado que pasaba por allí”.

Porque como te identifiquen con el sistema que los ha dejado sin vivienda, entonces estás listo…

En cualquier caso, si conseguimos que el ex propietario se trague nuestro disfraz, entonces será casi imposible que nos provoque destrozos en la vivienda. Porque hay que ser de muy mala índole y tener muy malas entrañas para hacer semejante putada a alguien normal y corriente, alguien que es uno de ellos, un cualquiera.

Con los okupas la situación es un poco diferente, pero muy similar.

Simplemente tenemos que adaptarnos a la psicología del que esté dentro del piso.

desahucios-de-subastas-judiciales

4. El abismo insondable de la incompetencia judicial

De manera que me fui de allí con la idea de regresar cuando tuviera el decreto de adjudicación en mi mano y hubiera solicitado al juzgado la posesión del inmueble.

Así, ya con hechos, quizá podría demostrarle que los juzgados no son tan mantas como todo el mundo cree ni los plazos judiciales tan largos.

Y lo que pasó es que esto último era mentira y chocó con la realidad.

Topé con una funcionaria indolente en un juzgado galopantemente pésimo. No se cuántos escritos tuve que presentar hasta que finalmente me entregaron la documentación necesaria para pagar el ITP e inscribir el título.

¡¡Nueve meses después!!

Y mientras tanto, yo había hecho alguna otra visita a mi joven amiga.

Y la había ido conociendo mejor.

Resulta que no era ni de lejos la okupa irredenta que me había parecido. Además era una buena madre que se preocupaba mucho por su hija de 8 años y me repitió varias veces que ella nunca apuraría su estancia en la casa hasta el final porque a lo que más miedo le tenía era a que su hija viviera el shock del desalojo forzado, la Autoridad llamando a la puerta y la policía entrando por la fuerza.

Me hizo prometer que yo la avisaría unos días antes para que tuviera tiempo de irse.

De manera que en julio llevé los documentos al Registro de la Propiedad y solicité al pésimo juzgado la posesión de la casa.

Y luego me fui a verla de nuevo con copia de toda esta documentación y conseguí convencerla de que el desalojo sería a la vuelta del verano, con lo que llegamos al acuerdo de que se iría antes de agosto y yo la entregaría 1.200 euros en compensación.

¿He dicho ya que los tratos entre el adjudicatario y el ocupante de la vivienda subastada son un diálogo entre mentirosos?

Pues siento decirlo pero es así.

En ese juzgado, dada su negligencia creciente y con el relevo reciente de su secretaria judicial, no era previsible que me dieran la posesión hasta al menos enero del año siguiente.

Así de mal pintaban las cosas en ese juzgado.

Pero a mi ya me daba igual, porque había alcanzado un acuerdo y la okupa me iba a dar las llaves en un par de semanas.

5. Y aún más incompetencia judicial

Pero esta subasta estaba atravesada y aún me habría de hacer sufrir.

Me llamaron del Registro de la Propiedad para comunicarme que rechazaban los documentos que les había llevado por lo que habitualmente se llaman “errores subsanables”, que son los errores que ha cometido el funcionario judicial en la redacción del texto y que en cuanto los corrija podrán admitir de nuevo los documentos.

¿He dicho errores en la redacción del texto?

Borra eso.

Esta funcionaria no redacta nada sino que se limita a un inmundo copia/pega de tal intensidad que al final no sabe ni de dónde lo copia y dónde lo pega.

O sea, un desastre.

Y aún peor, cuando se lo llevo con la súplica de que le haga en un periquete la típica “adición” que lo resuelva todo, va y me dice que de eso nada, que lo pida por escrito y que ya lo hará cuando toque y si procede.

Protesté y lo intenté con la secretaria judicial nueva, pero ésta también me dio calabazas y encima se cabreó por molestarla por esa”menudencia”.

Y a la funcionaria tampoco le sentó nada bien que me la saltase para hablar directamente con la secretaria.

Así que echo cuentas y calculo que ese trámite, en ese juzgado, podrían ser más de cuatro meses de retraso.

Completamente inadmisible.

Y ya estoy tocando el fondo de mi paciencia.

Pero no importa porque la okupa y yo tenemos un acuerdo y se va en unos días.

6. Y donde dije digo ahora digo Diego

desalojo-de-okupasPero mientras tanto, a la cabrona ésta, los de la asociación la han convencido de que voy de farol y de que por mucho que ya haya solicitado su desalojo, del dicho al hecho hay mucho trecho y que por muy rápido que ahora quisiera correr el juzgado, ellos la aseguraban de que al menos podría estar allí apalancada otros seis o diez meses.

Otra mentira.

Esta vez de ellos.

Porque ni tanto ni tan calvo.

Ni era cierto que el desalojo podría ser en septiembre, ni tampoco que pudiera irse hasta mayo o junio del año siguiente.

Pero el caso es que ella pensó que si iba a aceptar mi dinero, cuanto más tarde mejor y que, además, si yo estaba dispuesto a darle mil doscientos euros, quizás estaría también dispuesto a darle tres mil.

Así me lo dijo, tal cual.

La cabrona.

7. Y finalmente, la cara menos amable del mismo subastero

Así que sin acuerdo y de nuevo sin decreto de adjudicación, allí estaba yo echando pestes y amargado por la incompetencia de unos y la falta de palabra de la otra.

Hasta que decidí correr algunos riesgos y jugar fuerte la baza del miedo que la misma okupa me había revelado que tenía.

¿No dices que tienes miedo a que venga la policía y al alboroto que se montaría?

¿No temes el shock que afectaría a tu hija en tal situación?

Pues te voy a hacer creer que lo tienes a la vuelta de la esquina y que, además, hasta te pueden quitar a tu hija.

diligencia-de-desahucio

Sí, ya lo se, soy un cabronazo.

Pero un cabronazo muy salao.

Así que el miércoles 14 de octubre, por la mañana, simulando como que una comisión judicial había estado en el piso preguntando por ella, le metí el siguiente documento por debajo de la puerta:

Diligencia

Esta diligencia del Servicio Común de Notificaciones y Embargos sí que es un copia/pega bien hecho. Simula el impreso que los agentes del Servicio Común de Notificaciones y Embargos rellenan cuando le entregan alguna diligencia a los ejecutados. Espero que comprendais que haya borrado con tipex algunos pocos datos comprometedores.

(Lo cierto es que me podría meter en un buen lío si todo esto que voy a relatar a continuación no fuera una sarta de mentiras fruto exclusivamente de mi imaginación calenturienta y de las excesivas novelas de espías que he leído).

Fijaros en el detalle de que en la diligencia falsificada el supuesto agente dice haberle entregado documentación importante a una vecina del edificio.

Esta es la clave de este documento.

Porque…

A continuación, al día siguiente, jueves 15 de octubre le vuelvo a colar el infierno por debajo de la puerta.

Pero esta vez con dos papelajos diferentes.

Primero la nota que una supuesta vecina le ha escrito contando que el día anterior estuvieron los del juzgado preguntando por ella y que le dieron un documento que ahora ella le entrega por debajo de la puerta.

Esta es la nota:

nota-de-la-vecina

Obsérvese la hábil adaptación a la forma de escribir de algunas de las ilustres vecinas del lugar. La letra es casi como la de los niños pequeños y está escrita sobre una hoja del típico cuaderno de estudiante.

Y en segundo lugar…  la bomba atómica.

El documento que el juzgado le hubiera entregado a ella de haber estado en su casa el día anterior pero que le tuvo que entregar a una vecina con la orden de hacérselo llegar. En dicha diligencia de ordenación el juzgado le ordena desalojar la vivienda antes del lunes 26 de octubre con advertencia de perder su muebles y, ahora viene lo bueno, con la expresa amenaza de quitarle a la hija y ponerla bajo la tutela del ayuntamiento hasta que acredite haber encontrado un hogar adecuado donde vivir.

(Por cierto, que a nadie en su sano juicio se le podría ocurrir que algo así fuera posible)

Aquí está el supuesto documento (como siempre, fruto de mi acalorada imaginación y quizás de las sustancias que ingiero de vez en cuando). Lamento decir que también he borrado con tipex algunos datos:

Diligencia-ordenacion1

Diligencia-de-ordenacion2

Conclusión, que el lunes 19 de octubre fui a visitarla para reforzar la idea de un desalojo inminente (tal como la había prometido hacer, avisarla con tiempo) y me encontré con la casa vacía.

eviction¡¡Había dado resultado!!

Los vecinos de la puerta de al lado me lo confirmaron. La tipa ni siquiera esperó al fin de semana, en cuanto leyó la segunda nota salió pitando.

Dos horas después de esa información estábamos el cerrajero y yo cambiando la cerradura e instalando un FAC con bombín de seguridad de no se cuántos puntos.

Y a la semana siguiente cambiamos la puerta de seguridad por una acorazada.

Porque en esa esquina de Sanchinarro y con esa vecindad no se puede andar con el bolo colgando.

8. Y colorín colorado…

Este cuento se ha acabado.

Porque como mis perspicaces lectores habrán entendido perfectamente, esto no ha sido más que un ejercicio literario, un entretenimiento fruto de la calenturienta imaginación de su autor.

A quién le cabe en la cabeza que alguien tan serio y formal como Tristán el Subastero haya podido incurrir en semejantes prácticas deshonestas y, aún peor, ilegales.

Pero por si acaso a alguno le ha parecido una buena idea y decide replicar lo que hasta ahora no ha sido otra cosa que un ejercicio literario, le sugiero que en los documentos pseudo judiciales no incluya ningún dato que sea real y verificable. Solo el nombre del juzgado puede ser real, el resto debe se todo inventado.

Y ojo con la letra. Que al aspirante a falsificador ni se le ocurra escribirlo él mismo con su propia letra.

Y así, si le pillan, siempre podrá decir que él no ha tenido nada que ver con aquello y que seguramente se habrá tratado de rencillas entre okupas.

Y no puedo terminar sin haceros la siguiente pregunta.

Este post tiene más de 2.900 palabras, ¿me estaré volviendo un brasas? ¿el típico abuelo cebolleta largando sus historias de la mili?

Ahora en serio, la verdadera pregunta es ésta otra:

¿Qué opinión os merece la ilegalidad de los actos aquí imaginados?

Y como siempre, si has llegado hasta aquí es porque el post te ha interesado y lo has disfrutado. Así que ahora no disimules y, POR FAVOR, pincha en los iconos de ahí abajo y así contribuyes a publicitarlo en tus redes sociales.

Flechas-rojas

Opt In Image
¿TE GUSTA LO QUE HAS LEÍDO?
Comparto material exclusivo solo con mis suscriptores

Únete a mi lista de correo

y disfruta de unos Contenidos Que Te Dejarán Sin Palabras

+ una copia gratis de la guía

Las 5 claves para triunfar en las subastas

100% libre de spam. Prometo no enviarte nada raro

The following two tabs change content below.

Hola, soy Tristán, subastero profesional desde otoño de 1991 y bloguero sobre el negocio de las subastas desde enero de 2009. Además de otras cosas mucho más importantes, como navegante, escalador y poeta.

32 comentarios en “Estrategia para desalojar a una okupa

  1. Ruben

    Hola Tristan, en resumen lo que yo interpreto tras unos cuantos años en las subastas, no tantos como tu, es que nuestra imaginación para que este negocio llegue a ser rentable, es infinita.
    Y que mucha gente se mete en este mundo pensando que todos a su alrededor están de su lado, acreedor, juzgado, abogado, procurador….y prácticamente se puede decir que no son parte ayudante. No es un negocio sencillo y no todos los abogados que puedas coger para que te ayuden valen para esto.
    Hay que valer.

    1. Cierto, Ruben. Pocas actividades estimulan tanto la imaginación como las subastas judiciales, que en tantas ocasiones nos colocan en situación de darlo todo o tirar la toalla.

  2. Civis

    Muy, muy divertida la historia (de ficción).

    ¿Qué puede tardar en un juzgado medio normal y medio competente la entrega de la posesión?

    ¿No se puede pedir al juzgado la posesión hasta que no esté inscrita en el Registro la adjudicación del inmueble?

    1. Normalmente no se puede pedir la posesión hasta que el juzgado no te ha entregado el testimonio del Decreto de Adjudicación. Pero siempre ha habido juzgados pejigueros que exigen tener el decreto inscrito en el Registro de la Propiedad.

      Aunque el juzgado de este relato no era de éstos últimos porque yo pedí la posesión en cuanto pude.

      Un juzgado normal puede tardar dos o tres meses en entregarte el decreto de adjudicación y otro tanto en darte la posesión. Pero la mayoría de los juzgados tardan más que eso.

  3. Christian Ramirez

    Estimado Tristan

    Merece la pena todo esos imaginarios…????

    No puedes comprar un piso a un Fondo Buitre mas barato que en las subastas…???

  4. Emilio

    Hola! Hace un mes o asi que descubri tu blog y me parece muy interesante.
    La estrategia es ingeniosa, impresionante y muy valiente. Ahora bien el riesgo que se corre al usarla es excesivo. Si la okupa se presenta en el Juzgado con la diligencia falsificada, lo mas seguro es que lo pusieren en conocimiento de la fiscalía y abriría sin duda unas diligencias que podrían acabar en juicio, por mucho que se negase que no has sido el autor, y poniéndose en el peor de los casos podría hasta ser uno condenado.
    Yo no lo haría.

    1. Bienvenido, Emilio. Hay que contar con eso, pero ten en cuenta que algo así yo nunca lo recomendaría para echar a la demandada. En el caso relatado los demandados habían abandonado el piso un par de años antes de la subasta y con quien yo estaba tratando era con la okupa, quien no tiene relación directa con el procedimiento judicial.

      No obstante, el riesgo de que hubiera ido al juzgado existía y por eso he terminado el post resaltando la importancia de no dejar pruebas incriminatorias. Por ejemplo la letra no puede ser la misma letra que tiene el adjudicatario. E igualmente es interesante que los datos que figuren en los documentos no coincidan con los reales.

      Así siempre puedes manifestar que no sabes nada y que debe tratarse de rencillas entre componentes de la mafia okupa.

      Aún así el riesgo existe.

  5. sindicapitalista

    ¿Improvisar escritos simulando un ajuste a la legalidad? Nada nuevo: hace unos días nada menos que un ilustrísimo notario quiso que redactase ¡de mi puño y letra! una renuncia a un derecho básico… Y no, no se le había acabado el papel timbrado, ni la cordura… Al parecer eso se hace todos los días, ahora mismo, en todas las notarias. Más sospechoso que un gitano haciendo footing, no? Tener que hacer un anexo manuscrito a una escritura…
    Pues por cierto, hace unas semanas uno de mis okupas, gitano, llegaba de hacer footing… va a ser que no me adapto suficientemente rápido. Cosas veredes…

    A ver si te envío toda la historia, porque demuestra que los que nos enseñan a bordear la legalidad, son precisamente los que mejor la conocen!!! Nosotros sólo somos pícaros de poca monta a su lado.

    Así que, sin complejos!! La impunidad del delito llevó a lo del lejano oeste… Yo particularmente estoy cansado de ver abuelos que te asaltan a preguntas porque tienen pánico a que sus comunidades se llenen de okupas, la verdad.

    Saludos

    1. Ahh, amigo, dichos los ojos que por pueden leer una colaboración de tu parte. Nos haces esperar mucho entre comentario y comentario. Creo que tu ya conocías esta historia que hoy he contado porque aunque hasta ahora no había querido hacerla pública, a los amigos sí se la había contado. La ficción literaria, quiero decir.

      Y sí, cuánta razón tienes. Aprendemos algunas picardías pero los grandes maestros son los que tenemos enfrente.

      Y sí, el relato del notario ese puede ser muy interesante.

      (Por cierto, espero que te quede dinero porque esta semana te voy a hacer proposiciones deshonestas)

  6. Bético

    Magnífica historia, fruto de una imaginación prolífica.

    De verdad Tristán que algún día tienes que escribir un libro. Gracias por hacerbnos pasar tan buenos ratos.

    Saludos.

  7. Josep Just

    Tus historias, aunque algunas veces sean de ficción, son siempre muy interesantes y muy ilustrativas. Gracias por publicar.

  8. Es curioso cómo los ocupas se han servido del dolor y de la imagen de las auténticas víctimas de la crisis, las familias deshauciadas. Y con la excusa se están dedicando a colarse en la casa ajena y a machacar al genuino propietario y a los vecinos. La historia es excelente. Por cierto, ¿pisos baratos de fondos buitre????? JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA. Alma cándida…

    1. sindicapitalista

      Para nada cándida, Crayola. MUY baratos. Tanto como para que los tasen un mes después un 65℅ más caros. Dato real de hace unas semanas y previo lavado de cara, claro. Un lavado de cara por un valor de un 30%, si te lo estás preguntando…

      Si el margen no te parece mucho (se oyen muchas historias fantásticas de subastas, pero yo sé bastante bien cuál es la media de rentabilidad… eso no se suele contar, ni se evalúa bien el riesgo, pero en cualquier caso, aquí tampoco te los iban a regalar, verdad?), piensa en cuántos puedes comprar en subasta… yo sé muy bien a qué ritmo compran los mejores subasteros… no hay mucho producto decente. Pues bien, comprando donde yo lo hago, casi triplico su ritmo, más o menos igualando el margen, y encima no pongo mi capital…
      Si, amigo, la banca está financiando de nuevo la especulación, repartiendo pasta a manos llenas… Nos quieren más que nunca, a los que tuvimos perspectiva para ahorrar hasta que llegase el momento… besan los pies a cualquiera que se quede con esos ladrillos que pesan como hechos de plomo.

      Eso sí, que nadie se equivoque: encontrarlos sigue costando un huevo y a veces hay que entrar con mascarilla, o mostrar discretamente el bulto del revólver… Por supuesto, no pienso revelar la fuente de mi maná… quizá dentro de unos meses cuando me quede sin dinero para entradas y reformas (o cuando haya comprado todos los pisos decentes: te aseguro que vuelan cual semillas de diente de león… Muy equivocado no estaré cuando me los quitan como me los quitan… 🙂 )

      Pero sabes lo mejor? Si tienes cabeza matemática, a medida que te endeudas, mejora tu perfil financiero… aumentando tu capital continuamente y disminuyendo tu apalancamiento… algo paradójico que quizá comentemos aquí un día. Para los curiosos, claro, porque los viejos del lugar ya imaginarán la fórmula… con los años se aprende a leer los ciclos económicos para situarse en el risco desde el que mejor se pesca.

      Saludos

  9. Aitor

    Entretenido ejercicio literario, y lamentable funcionamiento de la justicia.

    No hay excusa alguna para que todo no se solucione en una semana. Y lejos de ello, nos encontramos con meses de gestiones…

  10. Alberto

    Se que es una pregunta tonta , ¿se puede ocupar la casa de un ocupa?
    Este verano se a dado el caso de personas que se van de vacaciones y al regreso no solo se encuentran la casa robada , ademas ocupada.
    Por lo tanto igual que la mafia de ocupas puede colarse en un piso , “Alguien ” puede ocupar un piso ocupado y autodenunciarse.
    Encontrandose el ocupa fuera de una casa y sin poder reclamar que le ocuparon su propiedad. Eso si estos nuestros ocupas , mas les vale ser varios , grandes y brutos.
    No tengo muy claro como un ocupa , sin ser propietario podria reclamar , nada.

    1. Según mi opinión los okupas son hijoputas que se aprovechan de que el Estado a amansado a los ciudadanos convirtiéndoles en castrados. Este fenómeno okupa nunca podría darse en las pocas sociedades aún sanas que quedan.

  11. gerard

    Buenas tardes, os escribo ya que siempre que tengo una duda vuestra ayuda me sirve de mucho y en el día de hoy se me ha presentado otra que segurísimo muchos de vosotros os habéis encontrado ya que es algo bastante habitual.

    Estoy interesado en un inmueble, este en la descripción tanto del edicto como del registro sale una dirección un tanto confusa evidentemente sin ningún tipo de referencia catastral con el que localizarlo, yo investigando un poco y rascando de donde he podido he encontrado donde esta exactamente el piso, pero mi pregunta sería en caso de que nadie me abriera la Puerta ( desconozco si vive alguien parece ser que no ), podría abrir un procedimiento de desahucio ante el juzgado pertinente sin ningún problema?

    la referencia catastral también la tengo pero porqué la he buscado por dirección, y como es habitual los metros se parecen pero no son los mismos.

  12. Depende de cada situación. Si cuando llegue el momento descubres que quien ocupa la vivienda tiene 60 años y un contrato de renta antigua, por muchos desahucio que intentes te aseguro que no te harás con las llaves en muuuuucho tiempo.

    Como debe ser.

    1. Gerard

      Las rentas antiguas puede no constar en un registro de la propiedad? se que un alquiler lo puedes registrar o no pero pensava que las rentas antiguas ya constavan todas en los registros.

      Yo ante la mas minima duda nunca participo, por esto mismo estoy preguntando. Aun y una posible renta antigua ya por conocimiento si no es por esta que sea por otra, solo con el problema de localizacion seria posible un deshaucio de una persona sin derecho a permanencia sin constar una direccion exacta en el registro y sin disponer de una ref. Catastral donde ubicar con exactitud la vivienda?

      Gracias por tu consejo!

  13. Ernesto de Miñón

    Estimado Tristan:
    Llevo varios meses siguiendote el tu blog, y me parece un trabajo genial el que realizas. Llevo aproximadamente en esto 2 meses, y de momento parece que va la cosa bien, ya llegaran los momentos malos, estoy seguro de ello. Tengo una duda o consulta que hacerte, por si pudieras ayudarme.
    Quiero pujar por un vehículo en una subasta judicial, concretamente es del juzgado de lo social de Barcelona, el demandante y demandado son dos personas físicas, y el valor de tasación del perito y el valor de subasta son idénticos, imagino que al ser un bien mueble podría pujar al 50% del valor de tasación, no? Pero la cantidad reclamada es prácticamente la misma que el valor de tasación. Mi duda es, pongamos un ejemplo: si el bien vale 10.000€, y le reclaman 9.800€, me lo podria adjudicar en el 50%, es decir, en 5.000€?
    Un saludo y gracias de antemano

  14. John Darmody

    Felicitaciones por tu blog Tristán, tan instructivo como siempre. Me gustaría volver a pedirte una dirección de correo electrónico que me proporcionaste hace tiempo de una inversora que se llama Laura, que compra partes indivisas de propiedades, y si me podrías pasar el contacto de más personas que puedan estar interesadas en este asunto.

    Muchas gracias y te deseo mucha suerte en tu nuevo proyecto.

  15. Ernesto de Miñón

    Buenas noches Tristán, después de leer todos tus artículos, creo que comentas que presentandose en el juzgado que lleva la subasta, están obligados a decirte la situación posesoria del inmueble, ¿es cierto?
    Si existiera un contrato de alquiler del inmueble con un tercer poseedor, ¿éste tendría que estar presentado en el juzgado?, o aunque no esté presentado, si nos adjudicamos el inmueble, ¿tendremos que cumplir el contrato?

    Un saludo y gracias de antemano

    1. Tristán

      No, Ernesto. Nadie tiene obligación de informarte sobre ese particular. Aunque a veces lo puedes averiguar tu mismo estudiando el expediente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *