¿Primera Visita?

Bienvenido a Subastanomics. Si acabas de aterrizar seguro que ha sido por un buen motivo. Haré lo posible por que te quedes aquí y que cuando te vayas lo hagas con la idea de regresar.

Me encantaría conocerte más, de modo que te invito a seguirme en las redes sociales. Para mí sería un placer.

Tristán en  FacebookTristán en  TwitterTristán en Google Plus

Esta web nace del empeño personal de Tristán el Subastero, quien publica en Rankia el Blog de Subastas Judiciales desde enero del 2009.

 El futuro de las subastas judiciales pasa por la profesionalización
de los intervinientes y cada vez será más necesario estar
más preparado o estar acompañado por quien lo esté
(Tristán).

¿De qué va el blog de Tristán el Subastero?

En el Blog de Tristán el Subastero encontrarás la información necesaria para participar con garantías en las subastas judiciales españolas junto a todas las novedades legislativas que afectan al negocio inmobiliario.

De ninguna manera voy a abandonar el Blog Subastas Judiciales de Rankia, que siempre será mi atalaya favorita, pero así como en el blog de Rankia voy a continuar escribiendo sobre todo un poco, con muchos relatos sobre subastas y describiendo las desdichas de algunos novatos, en este blog de Subastanomics me voy a centrar especialmente en el negocio de las subastas y en las técnicas para enfrentarte a las mismas con éxito.

Ganar las pujas en una subasta judicial es fácil,
no hay más que ofrecer más dinero que el resto de postores.
Lo difícil es hacerlo sin ir a la ruina
(Tristán)

 

Para que no se os escape nada recomiendo que os suscribáis a la newsletter, en la que os informaré semanalmente de los post publicados en ambos blogs y de todas las novedades. Prometo no daros la lata.

¿ESTÁS INTERESADO EN LAS SUBASTAS JUDICIALES?

Suscríbete y recibirás la mejor información directamente en tu correo


¿Recursos inmobiliarios? ¿De qué va eso?

En la sección de Recursos inmobiliarios encontraréis las webs imprescindibles para el negocio inmobiliario. Ojo, solo las imprescindibles, porque en realidad son incontables. Estas son las que yo más utilizo en mi trabajo diario.

¿Y también ofreces servicios personalizados?

la ley

La Consultoría de Tristán el Subastero es el alma de esta web y sin la misma este proyecto no tendría sentido. Desde que empecé a publicar el blog de Subastas Judiciales en Rankia, he ayudado por correo electrónico a más de dos mil personas. Sobre todo a novatos de las subastas que se habían metido en algún lío, pero también a desdichados cuya vivienda iba a ser subastada y cuyos acreedores les estaban engañando respecto a las opciones que tenían o, por poner un ejemplo reciente, a potenciales compradores que no estaban seguros de la licitud del negocio que algún listillo les estaba proponiendo.

Mucha gente me pedía el teléfono o pretendían de alguna manera una mayor implicación por mi parte, pero hasta ahora siempre he rechazado implicarme personalmente más allá de cinco minutos de mi tiempo.

Ahora, en cambio, ofrezco lo mejor de mi a cambio de un precio. Recordad que lo barato suele salir caro, de manera que siempre será mejor contratar los servicios de un buen profesional antes que arruinarse en un negocio que en teoría debería enriquecernos.

Si necesitas tener conmigo una larga y fructífera conversación por teléfono o videoconferencia pincha en Hello Tristán. Por videoconferencia será como si estuviéramos reunidos.

Si algo te huele mal en una inversión que te están ofreciendo, entonces contrata a Tristán el Guardaespaldas, que meterá su nariz y descubrirá el pastel, si lo hay, o te dará el ok si el negocio es seguro.

Si quieres que te tramite toda la documentación de la subasta hasta la entrega de llaves, contrata a Tristán el Recadero, y si solo necesitas que te redacten los escritos para el juzgado, entonces escoge a Tristán el Redactor.

Son muchos los servicios que puedo hacer por ti. Hay un Tristán para cada una de tus necesidades en las subastas judiciales: SOS Tristán, Tristán el Escriba, Tristán el Detective, Tristán búscame casa y finalmente el Tristán, que buena compañía.

Desde luego, la mejor compañía.

Pero ojo, que nadie se equivoque. Esto no es una universidad de subastas. De la misma manera que contratar a un abogado no significa que éste te vaya a enseñar su oficio, Tristán tampoco os va a enseñar la profesión de subastero.

Estos servicios están concebidos solo para :

  • Que os relajéis en mis manos, lo dejéis todo bajo mi responsabilidad y vosotros os limitéis a acompañarme a la subasta y a comprar.
  • Que hagáis inversiones inmobiliarias con la mayor seguridad de la mano de un profesional preparado, con experiencia y muy muy precavido.
  • Que si no habéis hecho caso de los dos primeros puntos, al menos rectifiquéis a tiempo y dejéis el resto del trabajo en manos de los que saben hacerlo.
  • Que si no habéis tenido la suerte de conocer esta web antes de llevar a cabo la inversión y habéis metido la pata, hagáis ahora lo correcto y os dejéis guiar.